Publicidad

Tres seguros que necesitas y otros tres que no

La oferta de seguros es tan amplia en posibilidades que muchas veces como usuarios realmente no tomamos conciencia de cuáles son los más adecuados para nosotros o de cuáles podríamos llegar a prescindir e incluso que seguros tenemos contratados y realmente no son necesarios. Lógicamente dentro de los seguros necesarios se incluyen los obligatorios, pero, también en estos debemos prestar una atención notable a las coberturas concretas y el nivel de protección que realmente necesitamos.

Y es que de la misma manera que podemos caer perfectamente en el infraaseguramiento podemos hacerlo en el sobreaseguramiento y, desde luego, ninguno de los dos casos es interesante ni beneficioso para el conjunto de nuestras herramientas de protección en forma de seguros.

Seguros

Aprende a reconocer billetes falsos, te puede ser muy útil

Qué seguros necesitas

Estos seguros necesarios se dirigen en mayor medida hacia los seguros obligatorios, en este caso, además de remarcar la necesidad de estar asegurado que para cumplir la ley, de lo que se trata es de tener en cuenta lo que realmente deseamos asegurar, en el caso de los seguros de hogar esto por ejemplo puede marcar la diferencia entre un buen seguro a un buen precio a un seguro con pocas coberturas que nos deje sin protección ante cuestiones más o menos comunes, o, por el contrario un seguro excesivo en coberturas para lo que realmente necesitamos.

    • Seguro de coche se da por buena la cifra de más de 1 millón y medio de vehículos sin asegurar en nuestro país, de hecho  resulta muy creíble que durante los últimos años de crisis esta cifra haya aumentado. Además de los peligros evidentes de la circulación sin seguro de coche y las sanciones correspondientes, estamos ante una auténtica irresponsabilidad desafortunadamente muy común.  Sin duda un seguro necesario en el que además la competencia entre aseguradoras nos permite una buena elección de coberturas ajustadas a la necesidad; obligatorio y necesario.
    • Seguro de hogar difícilmente vamos a poder asumir la contratación de una hipoteca sin seguros de hogar, pero, además,  las posibilidades de siniestros, averías o robos (entre otras opciones)  convierte al seguro de hogar en una necesidad más que una obligación. Del mismo modo que ocurre con los seguros de coche, incluso probablemente en mayor medida, la posibilidad de configurar un seguro de hogar permite ajustar realmente lo que necesitamos y por tanto el precio. Se trata de un seguro en el que se da con mucha frecuencia el sobreaseguramiento, es decir, aseguramos más de lo que realmente venimos a necesitar, por ello siempre es necesario reflexionar bien sobre las coberturas que contratamos.
    • Seguro de salud probablemente no todos estén de acuerdo en incluir los seguros de salud como necesarios en nuestro país a diferencia de otros países donde lo son de manera incuestionable. Si bien es cierto que seguimos contando con un sistema de seguridad social muy por delante de la media de otros países, no es menos cierto que el crecimiento exponencial de la contratación de estos seguros viene a reflejar una sensación creciente en relación a la necesidad de complementar las prestaciones de la seguridad social con servicios más rápidos, directos y configurables. Se trata además de un segmento en el que es posible también contratar desde productos muy básicos hasta servicios de aseguramiento realmente amplios y complejos.

En este post repasamos las coberturas que debe tener un seguro del hogar

 seguros de vida

Qué seguros no necesitas

  • Seguros extra para las tarjetas de crédito las tarjetas de crédito poseen ya por sí mismas una serie de seguros amplios en general, y cada vez más completos desde el punto de vista de las medidas antifraude. Contratar aseguramiento extraordinario para las tarjetas de crédito en el mejor de los casos es un exceso de aseguramiento. Debemos tener en cuenta que además, si se siguen todos los pasos recomendados, incluyendo la pronta denuncia, cuando hemos tenido un problema con la tarjeta, la responsabilidad del usuario se reduce a los 150€.
  • Seguros de vida infantiles aunque en nuestro país no tienen excesivo impacto entre el usuario, lo cierto es que se trata de un seguro demandado en muchos países y en algunos casos muy demandado. Sin embargo, no es un seguro al que encontremos excesivo interés por motivos obvios. Parece mucho más atractivo destinar el dinero de estas pólizas una cuenta de ahorro a disposición de los niños cuando crezcan para sus estudios o gastos varios.
  • Seguros extravagantes nuestro nivel de aseguramiento es lo suficientemente importante como para que nos lo tomemos en serio, afortunadamente en este caso, si existe un beneficio posible a la escasa cultura de aseguramiento no obligatorio que nuestro país posee, es el de tener una postura crítica de antemano hacia los posibles servicios y coberturas de las herramientas aseguradoras. Por eso nos chocara la existencia de pólizas de seguro que nos podrían proteger contra abluciones alienígenas, o bien salvaguardar el futuro de nuestro bigote, o prevenir la posible acción de fantasmas en nuestro hogar… en cualquier caso, detectando los valores fundamentales de protección (familia, vivienda, vehículos y financieros) y huyendo de cualquier extravagancia o sobreaseguramiento estaremos en la buena pista para acertar con nuestras coberturas.

seguros de hogar

Cuestión de conocer las necesidades reales en aseguramiento

Realmente, después de haber leído lo anterior, es posible que se sienta identificado con todo, algo identificado y nada identificado. Y es posible cualquiera de estas opciones ya que en el fondo, el aseguramiento depende de manera casi absoluta de las necesidades reales de cobertura del usuario. Es muy complicado establecer un modelo estándar que pueda englobar a todos los perfiles, por eso, cada vez con mayor profusión, encontramos ofertas de seguros más personalizadas.

La personalización lo que nos va a permitir es, precisamente, afinar al máximo nuestras necesidades. Detectar qué es lo que sí nos interesa proteger, que es aquello que no resulta innecesario, y evolucionar en el tiempo (como las propias necesidades de seguridad) acompañados por un producto flexible, que se pueda adaptar a nuestras demandas de manera rápida. Afortunadamente hoy en día esto es posible y la gran mayoría de compañías aseguradoras apuestan precisamente por la flexibilidad.

Por tanto, a la hora de acudir al mercado del aseguramiento, hágalo siempre a partir de la misma premisa; preguntarse qué necesita, buscar las ofertas que más se aproximen a cubrir de manera total su necesidad y después (y sólo después) comparar precios y elegir la de mejores prestaciones y relación coberturas/precio.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *