Publicidad

Calcular Seguro de Coche

Antes cuando uno deseaba contratar un seguro debía llamar a la compañía, contactarse con un asesor quien le brindaba toda la información y le pasaba una cotización. Hoy con Internet, muchos ingresan a la web de las distintas aseguradoras, quienes casi todas tienen a disposición del público sistemas cotizadores, que luego de ingresar muchos datos, nos dará el valor del seguro requerido. Quienes ya lo hayan hecho verán que solicitan infinidad de datos, pero ¿cuáles de ellos influyen verdaderamente en el valor de la póliza?

Una explicación a la cantidad de información que solicitan las compañías aseguradoras para calcular el precio de un seguro, ya sea de coche, moto o ciclomotor, es que la competitividad del sector asegurador obliga a que segmenten al máximo sus tarifas teniendo en cuenta una gran diversidad de datos al que someten a sus complejos estudios estadísticos, para afinar los precios en aquellos segmentos que piensan que les pueden resultar más rentables.

Es por ello, que no solo importa la marca y modelo del coche o moto para determinar el precio del seguro, sino todos los siguientes factores:

– Fecha de nacimiento: Es uno de los datos más relevantes a tener en cuenta, acentuándose la importancia en los tramos de edad inferiores.

– Fecha carnet: Cuanto más antiguo es, más se valora por las aseguradoras, excepto cuando sobrepasa los diez años, en dicho momento deja de afectar al precio normalmente.

– Marca y modelo del vehículo: Sin dudas es el dato más relevante, y muchos creerán que es el único.

– Antigüedad del vehículos: Se supone que cuanta más antigüedad tenga un vehículo más posibilidades tiene este de tener un fallo mecánico y verse involucrado en un accidente

– Kilómetros anuales recorridos: Cuanto menos mueves un coche menos probable es que sufra un accidente

– Sexo: El sexo influye en el precio del seguro sobre todo las mujeres si bien la nueva normativa lo impide por ser discriminación, muchas aseguradoras siguen pensando lo mismo, estadísticamente sufren menos accidentes que los varones, existiendo las mayores diferencias en el precio del seguro entre los 18 a 35 años, posteriormente los precios tienden a equipararse

– Código postal: Las compañías aseguradoras tienden a encarecer o abaratar los precios de los seguros en función a las estadísticas de siniestralidad de las distintas zonas geográficas.

– Uso del vehículo: En función del uso que se le vaya a dar a un vehículo se calcula el precio suponiendo que un vehículo destinado exclusivamente al ocio hará muchos menos kilómetros que otro destinado a uso de empresa, por lo que el seguro será más económico, ya que se supone que tenemos menos tiempo para el ocio que para el trabajo.

– Datos de siniestralidad (SINCO): Las compañías aseguradoras tienen acceso a un sistema llamado Tirea, que consiste en una base de datos donde puede consultar los siniestros de responsabilidad civil que haya podido tener un usuario con culpa. Este dato les sirve para ajustar la escala bonus-malus.

– Garantías: Este es otro parámetro básico a la hora de determinar el precio de un seguro, cuantas más garantías se contraten más se encarecerá el precio.

Imagen: http://www.comoserunkiwi.com

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *