Publicidad

Consecuencias de circular sin seguro

No debemos engañarnos, difícilmente hoy en día alguien no sabe de la importancia que tiene circular con seguro obligatorio del vehículo, y, en todo caso se pueden desconocer matices de lo que, a todas luces, es una imprudencia además de un delito tipificado.

Ofertas seguro coches mutua madrileña

Sin embargo, efectivamente, nunca viene mal recordar las consecuencias de circular sin seguro, básicamente por si en algún momento surge la tentación de pensar que ese supuesto ahorro que supone no asumir la póliza es positivo, cuando, es exactamente todo lo contrario.

Deberíamos distinguir dos grandes grupos en estas consecuencias de circular sin seguro:

En primer lugar las consecuencias legales derivadas de esta situación, teniendo cuenta además que hoy en día la tecnología ha avanzado hasta tal punto que no es necesario detener el vehículo para saber si está asegurado o no, con lo cual, efectivamente, se ahorra un gran trabajo a los cuerpos de seguridad encargados de la atención al tráfico, y también una medida de presión muy seria para el conductor que sabe a lo que se expone.

Una vez detectado un vehículo si seguro la cadena de cuestiones legales aplicables es grande, va desde multas cuantiosas hasta la retención del vehículo asumiendo el propietario todos los gastos, y, recordando que se trata de un delito, si esta situación se hubiera dado con algún percance por medio las consecuencias podrían ser muchísimo más graves.

Pero además de las consecuencias legales derivadas de esta situación, existen otras de las que hablamos menos pero que nos parecen iguales o más importantes, nos referimos por supuesto a las consideraciones morales que podríamos extraer de alguien que circula sin vehículo y lo que eso puede suponer hacia los demás. Desafortunadamente tenemos precedentes muy dramáticos en este sentido.

No hay excusas para circular sin seguro

Es evidente que no existe excusa alguna para circular sin seguro. Además, socialmente, la imagen de quién circula sin seguro se asume ya como delincuente, superando afortunadamente otras imágenes y sensaciones existentes en el pasado, esto es algo que no sólo se encuentra la percepción del ciudadano, el concepto del buen conductor que respetar las normas tiene un valor cada vez mayor, no tendremos más que fijarnos en las campañas de las compañías aseguradoras en este sentido, tenemos un buen ejemplo en el seguro de coche de La Mutua por ejemplo que premia de manera muy importante a quienes poseen todos los puntos del carné de conducir, u otros ejemplos similares.

Por si fuera poco lo anterior, cada vez los precios son más ajustados, las posibilidades del fraccionamiento mayores y el nivel de oferta ha mejorado mucho para el bolsillo del usuario. No hay excusas, bastante tristes son los datos de siniestralidad que año tras año esconden grandes tragedias humanas como para no tener en cuenta algo tan importante y fundamental como responder a la necesidad de aseguramiento nuestros vehículos.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *