Publicidad

Consejos básicos para evitar robos en viviendas

 El número de robos y sustracciones producidas en viviendas ha aumentado sensiblemente en los últimos años, especialmente en casas ubicadas en urbanizaciones de la periferia y durante el periodo estival o en fines de semana y vacaciones. Solo en la Comunidad de Madrid se incrementaron un 11% estos delitos en 2013 con respecto a cifras del año anterior, un dato que resulta muy alarmante, y por ello las autoridades han decidido dar a conocer una serie de consejos útiles para prevenir robos en viviendas.

Una máxima fundamental para incrementar la seguridad en el hogar es no abrir nunca la puerta de la vivienda ni tampoco la del portal a desconocidos. Cada vez se producen más robos perpetrados por delincuentes que se hacen pasar por falsos comerciales o técnicos de cualquier tipo. Asimismo, si por cualquier razón debe acudir a la finca algún operario, es muy recomendable que esta persona esté acompañada por un vecino en todo momento.

Consejos básicos para evitar robos en viviendas

Si la vivienda está situada en una finca en cuya bajera se ubica una sucursal bancaria o algún negocio destinado a la venta de artículos de lujo o de gran valor, es necesario avisar a la policía inmediatamente si se escuchan durante la noche ruidos extraños como los producidos por un taladro, ya que en numerosas ocasiones los ladrones utilizan el sistema del butrón para acceder a este tipo de locales.

Si por el contrario, lo que se encuentra en el piso bajo es su vivienda, coloque rejas o verjas en las ventanas para prevenir que los ladrones accedan a su domicilio por ellas.

Asimismo, cuando se realicen obras o trabajos en la fachada del edificio y sea necesaria la colocación de andamios, resulta muy recomendable contratar vigilancia nocturna para los mismos, ya que pueden servir como escala para que los ladrones trepen y accedan a las ventanas de los pisos.

Para las personas que viven en  urbanizaciones privadas, una buena medida de seguridad es tomar referencias de todas las personas que se dedican a la seguridad, así como de los conserjes o personal con acceso autorizado.

Además, antes de salir de viaje es útil tomar una serie de medidas para incrementar la seguridad, que van desde no publicar nuestros planes de viaje en las redes sociales y realizar un inventario fotográfico de los objetos de valor para facilitar el trabajo policial si se produce un robo, hasta simular que la vivienda está habitada dejando conectados temporizadores de luz y encargando a alguna persona de confianza que nos recoja el correo.

Por último, en caso de regresar al hogar y encontrar una ventana o la puerta abierta, nunca entre en la vivienda. Acuda a casa de algún vecino y llame desde allí a la policía.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *