Publicidad

Cosas a tener en cuenta al contratar Unit Linked

Dentro de los seguros de ahorro los Unit Linked pueden ser una opción interesante pero hay que conocer en profundidad qué son y cómo funcionan.

UNIT LINKED

Dentro de las opciones de seguros de ahorro, los Unit Linked pueden convertirse en una alternativa a tener en cuenta. Se trata de un producto con unas características muy particulares, que lo hace no recomendable para todos los ahorradores, pero, que contratado con conocimiento de causa puede ser una buena opción a tener en cuenta.

Antes de describir el producto más en profundidad hay que volver a insistir que se trata de una herramienta de ahorro que no resulta adecuada para todos los perfiles. Independientemente de tratarse de Seguros de Vida asociado a un instrumento de ahorro el tipo de inversión que propone no es en absoluto adecuado si eres un inversor o ahorrador con aversión al riesgo. En otras palabras, se trata de un producto que no va ofrecer una garantía sobre el resultado final de inversión, algo radicalmente distinto a la mayoría de seguros de ahorro.

Qué es un Unit Linked

Si se engloba dentro de los seguros de ahorro es porque, efectivamente, el Unit Linked posee un seguro de vida asociado, y hasta aquí las coincidencias con el resto de seguros de ahorro. Y es que si en la gran mayoría de seguros de ahorro se nos propone una rentabilidad garantizada por colocar nuestro dinero, además de una garantía sobre el capital aportado, en el Unit Linked ni lo uno ni lo otro se encuentran garantizados. Es decir, es un producto del que no sólo podemos no obtener la rentabilidad esperada, también podemos perder nuestro capital.

El funcionamiento de este sistema de ahorro es simple, las aportaciones hechas por el asegurado, descontados los gastos y el coste del propio seguro de vida, se dirigen a la inversión en activos financieros participando en fondos de inversión.

Cuando se contrata este producto se nos ofrecen diferentes opciones de activos y fondos de inversión donde dirigir nuestro dinero, pero, en definitiva, es en los fondos de inversión donde encontraremos la rentabilidad o sufrimos los vaivenes del mercado. Es decir, optaremos de media a una rentabilidad bastante superior a la que nos pueden ofrecer los productos garantizados, pero asumiendo el riesgo de mercado que los fondos donde el producto invierte sufran.

La participación en los fondos de inversión no es directa, es decir, no somos partícipes individuales del fondo o fondos donde se destina nuestro dinero. Esto es importante tenerlo claro, nosotros, somos asegurados de una compañía que sí es la titular de las participaciones en el fondo de inversión, en todo caso participamos de los riesgos y de los beneficios.

La fiscalidad es exactamente la misma que la de cualquier otro seguro de ahorro, no existe en este sentido una variación importante. Se puede asegurar de este modo que cuando se contrata este instrumento de ahorro participamos como asegurados en las participaciones de una compañía aseguradora en determinados fondos de inversión. Es importante tener claro también que suelen ofrecerse abanicos de fondos en los que colocar el dinero, estas opciones suelen tener en cuenta el nivel de riesgo que el asegurado puede afrontar con comodidad. Es decir no todas las propuestas van a ser iguales y van a dirigir su inversión a los mismos tipos de fondos.

CONTRATAR UNIT LINKED

Ventajas y desventajas de un Unit Linked

Las principales ventajas de los Unit Linked se basan en la opción de una rentabilidad superior, pero también en otras cuestiones a valorar. Por ejemplo, se puede asegurar que es un producto más flexible que otros seguros de ahorro, algo que comprobamos cuando vemos que la modificación de beneficiarios es mucho más simple que en otras propuestas de seguro de ahorro. También, dentro de esta flexibilidad global, se nos va a permitir realizar aportaciones continuas y periódicas, y, al realizarse como tomadores de seguro, seremos nosotros quienes elijamos los plazos, el tipo de cobertura y en definitiva el destino del dinero a través de las carteras de fondos a nuestra disposición.

Por otro lado, y no menos importante, hay que recordar que en este instrumento de ahorro es posible realizar la liquidación de la inversión en cualquier momento. Sin embargo, esta liquidación va a traer consigo una penalización como ocurre realmente con cualquier seguro de ahorro o producto garantizado.

La principal desventaja parece lógica: no vamos a tener una garantía sobre el resultado de nuestra inversión, es más no vamos a tener una garantía ni siquiera sobre nuestro capital ya que si la inversión entra en pérdidas nuestro dinero sufrirá. Por otro lado, es un producto que con el paso de los años y el aumento de la del asegurado, va aumentando la cuota destinada al seguro de vida y disminuyendo la parte destinada a la inversión, esto puede parecer poco relevante en sí mismo, pero sin duda hay que tenerlo también en cuenta.

También hay que sumar el coste de comisiones de los fondos que se añadirá a los costes generales del producto, en algunos casos esto se deduce de manera directa en las liquidaciones, en otros casos toma forma de comisión deducible de las aportaciones del asegurado.

SEGUROS DE AHORRO

Por qué tanto miedo al Unit Linked

En muchos ámbitos cuando se habla de este producto parecer, permitirnos la expresión, que se menta a la bicha de los productos de ahorro, y esto cuando menos es injusto.

Es cierto que no se trata de un producto para todos los ahorradores, como ya hemos indicado, pero, conociendo de antemano lo que propone y lo que puede ofrecer en algunos casos puede convertirse en una herramienta de ahorro e inversión muy valorable. No es ni la más barata ni la más fiable del mercado probablemente, pero si una opción compatible con otros instrumentos de ahorro a fin de crear una cartera equilibrada.

Probablemente el mayor miedo a estos productos viene dado por una mala praxis comercial en las últimas décadas. Y es que no ha sido raro encontrar como estos productos se vendían de manera poco honesta para el cliente ofreciéndolos casi como si fueran depósitos garantizados, algo que obviamente no son. Para esto solían apoyarse en datos de rentabilidad muy superiores a la media de los productos garantizados alcanzados por los fondos de inversión asociados en determinados momentos de su histórico. El ahorrador incauto veía en la que el producto un seguro de ahorro, que efectivamente firmaba y una rentabilidad que no podía ni soñar en otras herramientas garantizadas, por lo que creía en la información y suscribió un producto que a la larga y con los movimientos del mercado en la época de la crisis, hizo perder mucho dinero a muchas personas.

Probablemente junto a las preferentes este ha sido uno de los productos peor comercializados del mercado, tampoco es precisamente un producto muy recomendado de media por los especialistas en ahorro. Sin embargo, repetimos, como todo instrumento financiero debe ser conocido en profundidad y analizado en relación a las circunstancias personales de cada economía particular.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *