Publicidad

Cuando tu aseguradora cree que estas muerto

Puede sonar insólito, cruel o cutre cuando se da el caso que la propia compañía aseguradora de una forma cree que su cliente ha fallecido, este caso se dio con el canadiense George Johannesen, de 59 años que llegó a enterarse que estaba para su aseguradora en condición de “fallecido”, al enterarse estando vivo de que murió una vez que sufrió la cancelación de su licencia de conducir.


Así es que George Johannesen, este canadiense con sanos 59 años llegó a, entender de su fallecimiento noticia que le fue dada por su propia compañía de seguros. Esta noticia imprevista se le vino encima a G. Johannesen cuando sin problemas de salud y teniendo una vida sana y normal en un día cualquiera de su vida revisando su correo abrió una carta de su Aseguradora “Manitoba Public Insurance en esta carta se le informaba que su licencia de conducir se le fue sido cancelada al haber fallecido por el pasado mes de Octubre para su desagradable sorpresa.

A la hora de ponerse en contacto con su Aseguradora para revisar su situación de no muerto ya que salvo que sea un zombi o sea el protagonista de Sexto Sentido…………buscando el por qué de tal confusión la Aseguradora no ha logrado detectar cual fue la situación que derivó en que fuera dado por fallecido ni papel ya que se supone que debe haber una serie trámites y de papeles que lo acrediten.

Más allá de no haberse detectado explicación alguna, George Johannesen, sin haber tratado de estafar a su compañía, podría pasar por algunas dificultades entre ellas con su licencia de conducir, esto se debe a que la licencia ya no tiene validez alguna, lo que significa que al no tener validada su licencia de conducir no se le permite el ingresar a Estados Unidos lo que le hará no poder disfrutar en ese país de las fiestas decembrinas y si llegaran más lejos las consecuencias no buscadas perdería su pensión y demás beneficios del Gobierno solo por haber sido dado por muerto cuando nunca estuvo ni cerca de serlo y sin saber el por qué.

Esto hace que la Aseguradora debiera buscar más información de como se filtro esta falsa noticia de que uno de sus asegurados falleció y tratar de solucionarle varios de los problemas que afronta el pobre y todo por estar vivo……….!

Según George Johannesen, señala que “No entiendo cómo pudo pasar esto”, y que “Para que yo esté declarado muerto, alguien debió haber presentado un certificado de defunción. Para que alguien haya obtenido eso, supongo que debí haber muerto por ahí de octubre”. Sin dudas que si saca algo bueno de esto es si alguien como Stephen King decide basar un libro en su historia y luego hacen una película. Por ahora le toca llevar los trámites ante su ¿por ahora? compañía de seguros en búsqueda de alguna solución, ya que debe dar explicaciones ante algunos trámites en los que salte su situación además de un resarcimiento por pasar por tal situación.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *