Publicidad

El ciclomotor: un transporte que no pasa de moda

Las bicicletas son para el verano y los ciclomotores, también. Tras una primavera e inicio de verano especialmente lluviosos, los vehículos de dos ruedas han vuelto a las calles y se han integrado con fuerza al paisaje urbano.

Lo mismo ha ocurrido en las zonas de veraneo; los jóvenes y no tan jóvenes han echado mano de sus motos de pequeña cilindrada para realizar excursiones y desplazamientos cotidianos. Son la mejor opción para disfrutar del aire libre y para ahorrarse los engorrosos problemas de aparcamiento.

Para disfrutar del ciclomotor, es preciso prestar atención a dos aspectos. La responsabilidad en la conducción es fundamental, pero también es muy importante tener un seguro para tu nuevo ciclomotor que cubra cualquier tipo de contingencia. Las pólizas para motos de 49 cc incluyen tres coberturas obligatorias: responsabilidad civil, defensa jurídica y seguro del conductor. Pero además pueden añadirse coberturas opcionales interesantes, como la asistencia en caso de avería o el remolque de la motocicleta hasta el taller.

Lo primordial es la seguridad y la protección, dos elementos clave para disfrutar de un verano sobre ruedas con plenas garantías.

Ciclomotores, el por qué del éxito

¿Por qué las motos de pequeña cilindrada continúan acaparando la atención de los conductores? La permanencia en el mercado de este tipo de vehículo se debe a diversos factores, que van desde la comodidad hasta el bajo consumo:

  • Bajo consumo

Los ciclomotores consumen realmente poco. El gasto puede oscilar entre los 2 y los 4,5 litros/ 100 km. En el caso de los ciclomotores eléctricos, el consumo también es bajo: una batería de ion de litio de 24 Amperios-hora puede tener una autonomía de 50 kilómetros.

  • Fácil conducción

Los ciclomotores son en general motos ligeras y muy sencillas de conducir. Aunque no pueden alcanzar una velocidad superior a los 45 km/h, son perfectas para ir por ciudad o para realizar desplazamientos cortos en zonas de vacaciones.

  • Fácil aparcamiento

En la ciudad y en numerosas zonas de veraneo el aparcamiento se convierte en una pesadilla. Con los ciclomotores, el problema de reduce; tan solo es preciso respetar las zonas de prohibición.

  • Precios económicos

El factor precio también incluye en la elección de este sistema de transporte. Las cifras varían mucho en función del modelo. Un ciclomotor nuevo puede rondar los 2.000 euros, pero en el mercado de segunda mano se encuentran precios mucho más económicos. Eso sí, conviene revisar el estado del motor y prestar atención a frenos y amortiguación.

Público joven

El ciclomotor ha sido y sigue siendo el vehículo por excelencia entre el público más joven. Cuando un adolescente consigue ahorrar, lo primero que piensa es en comprarse un ciclomotor, porque se puede conducir a edad temprana.

Para circular con un ciclomotor en España es preciso tener el permiso AM. La edad mínima para obtenerlo es de 15 años (antes se podía solicitar a los 14). Los aspirantes han de  someterse a una prueba teórica de 20 preguntas y a un examen de conducción en circuito cerrado. Hasta la mayoría de edad, no se puede llevar pasajeros.

Un sector afectado por la normativa Euro 4

El mercado de las motocicletas está recuperando su buena salud. Después de un año con descensos de ventas, derivados de la entrada en vigor de la normativa Euro 4, la actividad comercial se ha recuperado. Según cifras de la Asociación Nacional de Empresas del Sector de dos Ruedas (ANESDOR), la venta de motos ha experimentado un crecimiento de un 17 % en los primeros seis meses del año.

Los datos no son tan positivos en el ámbito de los ciclomotores. En este sector, la aplicación de la nueva ley Euro 4 ha llegado este año y ya se están notando sus efectos. Las ventas han descendido un 24 % respecto al primer semestre de 2017. ¿Por qué?

La normativa Euro 4 obliga a los vehículos nuevos de dos ruedas a cumplir una serie de exigencias en materia de emisión de gases. Los cambios técnicos han encarecido los precios, sobre todo en el caso de las motos. Por término medio, la subida ha ido de los 200 a los 500 € por unidad. Aunque en el caso de los ciclomotores los cambios técnicos son menores, también han repercutido en los precios y se ha detectado un frenazo en las ventas.

El sector que ha salido mejor parado ha sido el de los ciclomotores eléctricos que, al no contaminar, se han convertido en una alternativa potente a los motores clásicos. En el primer semestre del año se entregaron en España 1.179 ciclomotores eléctricos, cuando en el mismo periodo del 2017 tan solo se habían vendido 530 unidades.

En términos globales, las previsiones para final de año son positivas. Según los responsables de ANESDOR, el sector de las motos y los ciclomotores podría crecer en 2018 una media de un 10,5% respecto a 2017.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *