Publicidad

El lado amable de las aseguradoras

Las compañías aseguradoras cada vez se esfuerzan más en desarrollar su faceta social y emprender acciones de cooperación y desarrollo en muy distintos ámbitos. Cada compañía tiene sus preferencias a la hora de implementar políticas solidarias y de destinar fondos a diferentes actuaciones, pero existe una tendencia general a promover la inserción de personas con dificultades y ayudar a los más desfavorecidos.

 Un ejemplo es el caso de Mapfre, una de las compañías más involucradas con la cooperación, que desde que comenzó el 2014 ha puesto en marcha numerosas campañas. Entre ellas, destaca la iniciativa desarrollada por la aseguradora para insertar en el mercado laboral a un total de 450 personas con discapacidad intelectual.

El lado amable de las aseguradoras

En concreto, esta actuación forma parte de un programa que se inició en el año 2010 y que se llama Juntos somos capaces. Este año, los objetivos de la iniciativa son insertar laboralmente a 450 personas, formar a 320 nuevos alumnos y lograr que 750 empresas se adhieran a la campaña, con la que, desde su inicio, alrededor de 1.000 personas con discapacidad intelectual o parálisis cerebral han podido encontrar un empleo.

 Un objetivo similar es el que persigue también Caser Seguros en colaboración con la asociación cultural Norte Joven. El proyecto, al que la aseguradora se ha sumado recientemente, busca lograr la inserción laboral de jóvenes en riesgo de exclusión social, y para ello Caser se ha comprometido a encontrar empresas que estén dispuestas a contratar u ofrecer prácticas a personas en esta situación que hayan sido formadas por la asociación, y a la organización de foros de información sobre las posibilidades de inserción de este colectivo.

Por otra parte, otras aseguradoras, mediante sus fundaciones, se deciden a apoyar a los estudiantes mediante la concesión de becas o la implantación de programas de especialización. Es el caso de la Fundación de A.M.A., que este año ha concedido 75 becas de entre 1.300 y 3.000 euros destinadas a la preparación de exámenes de internos residentes para titulados en Medicina, Farmacia y Enfermería.

 Estas iniciativas, entre otras, además de suponer un beneficio general para el conjunto de la sociedad, contribuyen a mejorar la imagen de las compañías aseguradoras a ojos de sus clientes y de los ciudadanos en general.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *