Publicidad

Cómo elegir seguro de vida correctamente

La importancia de elegir cualquier producto de aseguramiento queda fuera de dudas, pero, elegir seguro de vida es probablemente una de las decisiones más serias que hemos de tomar sobre nuestros seguros.

SEGUROS DE VIDA

Los seguros de vida son una herramienta imprescindible cuando queremos proceder garantías sobre nuestro patrimonio e ingresos en caso de darse una situación que afecte de manera directa a nuestras finanzas personales, una situación que puede venir dada por una enfermedad y que puede traducirse en una invalidez o incapacidad o incluso en el fallecimiento.

Los seguros en este caso son la herramienta más eficaz para garantizar esas coberturas tanto para nosotros en el caso de invalidez como para nuestros familiares y herederos en caso de fallecimiento. Se trata de paliar en la medida de lo posible el grave efecto económico que la merma de ingresos generada por una situación de estas características va a generar, y ayudar a sobrellevar, al menos en lo económico, un momento muy difícil de la vida.

Los seguros de vida

La oferta de seguros de vida siempre ha sido amplia, pero en los últimos años se ha modificado de manera verdaderamente espectacular.

Esto trae como resultado dos cuestiones muy importantes:

  • Por un lado la necesidad de valorar muchas ofertas diferenciadas en las cuales vamos a encontrar todo tipo de coberturas, franquicias, pre existencias y elementos muy a tener en cuenta antes de contratar un seguro.
  • Por otro lado, esta oferta tan abundante hace que realmente existan seguros de vida al alcance no sólo de todos los bolsillos, sino también de todas las necesidades, teniendo en cuenta que obviamente no todos somos iguales ni tenemos las mismas necesidades de cobertura.

En definitiva, hoy en día podemos encontrar seguros de vida realmente asequibles que van desde aquellos orientados a cubrir necesidades elevadas de patrimonio e ingresos perdidos tras una situación de fallecimiento, invalidez, hasta otros orientados a familias monoparentales, personas solas, etcétera, todos los abanicos y situaciones se encuentran cubiertos en el mercado asegurador a precios más que razonables.

Descubre aquí algunas cosas curiosas sobre los seguros de viaje

SEGUROS

Las claves de una buena elección de seguros

Obviamente para elegir un buen seguro hay que acudir al enorme mercado asegurador, es cierto que, como veremos después, los comparadores y herramientas similares han reducido mucho el proceso de búsqueda, aun así, no es suficiente con llegar a optar a media docena de resultados en un comparador.

Vamos a descubrir diferentes claves que debes tener siempre presentes antes de contratar un seguro de vida para que la elección resulte lo más adecuada posible.

Saber de qué estás hablando

En general todos tenemos una idea más o menos acertada de lo que es un seguro de vida, sin embargo, no siempre tenemos claras cuestiones básicas importantes artes de distinguir la profundidad o no de un seguro, cuestiones como la nomenclatura.

Hay muchos términos propios dentro del seguro, pero, hay unos cuantos que son ineludibles y que debes conocer antes de tomar cualquier decisión:

  • La póliza es el contrato de seguro, el documento en el que vas a encontrar todas las normas por las que se va a regir el seguro que vas a contratar.
  • Las coberturas son los riesgos específicos que el seguro te ofrece, por los riesgos que tú buscas cubrir a la hora de asegurarte.
  • La prima del seguro es el coste que te va a cobrar el aseguramiento, generalmente se trata de costes anuales aunque los seguros cada vez se han vuelto más flexibles en este sentido pudiendo encontrar incluso seguros de vida contratables a partir de mensualidades. Eso sí, es importante que tengas en cuenta que un seguro no lo vas a contratar habitualmente por un mes sino por toda una anualidad, por lo que cuando asumes una póliza anual a pagos mensuales dejar de pagar la mensualidad no significa la suspensión del seguro y deberás la anualidad completa.
  • La suma asegurada es la cantidad de dinero máximo que la compañía abonará si ocurre aquella contingencia que se contempla en la póliza. Estas sumas obviamente variarán en función tanto de las coberturas como de tipo de seguro que deseamos contratar, y por tanto, a mayor cantidad de suma asegurada mayor prima de seguro vamos a tener que abonar.

Conocer tus necesidades reales

Este asunto es fundamental. No debemos esperar a que el seguro nos indique lo que necesitamos, debemos conocer nosotros realmente la necesidad de aseguramiento que tenemos.

Hay que analizar a fondo nuestra situación económica, la vulnerabilidad de diferentes áreas en el entorno familiar y la repercusión de una contingencia que reste nuestros ingresos al conjunto de la familia. Este cálculo es básico para entender cuánto y cómo necesitamos cubrir de manera básica en nuestro seguro de vida. Otra cuestión será los seguros añadidos que deseemos incorporar.

Por supuesto las variables son evidentes, la familia, la responsabilidades a nuestro cargo, los costes y deudas no abonados como por ejemplo hipotecas, etcétera. Todo esto debe ser tenido en cuenta ya que debería formar parte de la suma asegurada.

Otro elemento básico es definir claramente el dinero que estamos dispuestos a gastar en el seguro. Esto es importante ya que las propuestas aseguradoras hoy en día son amplias y vamos encontrar un rango de precios también amplio. Lógicamente se trata de buscar un seguro que por un lado cubra bien nuestra necesidad pero que también se amolde a nuestro bolsillo, que no resulte una carga excesiva para las finanzas personales.

¿Quieres conocer los seguros más raros del mundo? en este post te mostramos algunos de ellos

SEGURO DE VIDA

Eligiendo los seguros

Curiosamente no te vamos a aconsejar mirar en primer lugar el precio. Ten en cuenta que la mayoría de seguros se van a  mover en límites parecidos y las diferencias de precio a coberturas similares no son excesivamente elevadas, en un segundo paso afina esto, pero ahora lo que se trata es de analizar las coberturas.

En el análisis de coberturas descubrieras que las más habituales son las de muerte, daños a terceros o invalidez. Pero, también puedes encontrar añadidos como por ejemplo enfermedades terminales, enfermedades graves transitorias a largo plazo, gastos funerarios… Ten en cuenta que en nuestro país el seguro de decesos está muy extendido, y sin embargo, los seguros de vida pueden resultar mucho más económicos incluyendo gastos funerarios. Todas estas variables deben ser contempladas.

A la hora de calcular la suma asegurada los expertos no se ponen del todo de acuerdo. Generalmente te van a decir que la cobertura vaya al menos entre 5 y 7 veces tus ingresos en el momento de la firma de la póliza. Sin embargo, esto es muy elástico ya que el momento por el que atraviesas puede ser perfectamente diferente a tan sólo seis meses después, más en un mercado laboral como el actual. Lo ideal es que seas tú mismo quien configure este ratio aunque, eso sí, ten en cuenta que a mayor cantidad asegurada mayores costes de prima.

Los seguros  te van a ser ofrecidos de ámbitos diversos, no sólo serán las aseguradoras las que te ofrezcan estos servicios sino que también los puedes encontrar en la banca, y en muchos casos además asociados a la contratación de otros productos financieros. La decisión última siempre es tuya, pero, por sistema la trayectoria de las compañías aseguradoras, su solidez y su cuota de mercado son indicativos interesantes y a tener en cuenta. Hay compañías de seguros muy potentes especializadas e seguros de coche cuyo apartado de vida no es tan potente, y viceversa. Sin embargo, ten en cuenta que esto tampoco es una medida exacta, al final lo importante ya lo hemos definido una buena relación entre el precio que pagas y el servicio que te ofrezcan.

Los comparadores pueden ser una herramienta muy útil ya que reducen tu ámbito de búsqueda y, sobre los parámetros que definas, te van a poner sobre la mesa una cantidad reducida de propuestas. Sin embargo, no olvides que los compradores no tienen necesariamente todas las ofertas del mercado y que en algunos casos potencian determinadas ofertas no a través de la búsqueda pero sí a través de la publicidad. Una alternativa interesante es la asesoría.

Tanto los agentes de seguro como los corredores de seguros pueden organizar planes a medida y buscar la opción más adecuada de entre las que manejan. Los agentes de seguro pueden moverse en todas las compañías sin ningún problema tras crear un plan personalizado, mientras que los corredores de seguro suelen trabajar con varias compañías buscando para sus clientes las mejores opciones. A pesar que estos servicios presenten un coste, cuando no tenemos claras nuestras necesidades pueden resultar tremendamente útiles y merecer la pena la inversión.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *