Publicidad

Ideas para ahorrar en seguros

En muchas ocasiones habrás escuchado consejos relativos al ahorro en los seguros. Aunque hoy en día es cierto que los seguros en general son mucho más asequibles que hace una década tan sólo, ser capaces de generar ahorro en tu protección siempre es una buena idea.

AHORRAR EN SEGUROS

Obviamente hay muchas cosas que podemos hacer para ahorrar en seguros, desde cosas tan simples como realizar comparativas hasta determinar cuáles son las áreas de protección que más nos conviene asegurar, pero, también hay que tener en cuenta algunas cuestiones que no siempre tenemos tan claras y que puede que concluyan con un cambio en nuestra manera de entender o relacionarnos con los seguros.

Vamos a repasar a continuación cinco ideas básicas para tratar de ahorrar en los seguros independientemente de si se tratara de seguros de vida o de cualquier otro tipo.

Ajústate a lo que realmente necesitas

La diferencia del gasto en seguros entre una persona que conoce bien sus necesidades y otra que contrata los seguros sin ahondar mucho en lo que necesita proteger es muy grande, tan grande que probablemente sorprendería al segundo y le haría recapacitar sobre lo oportuno de hacer un ejercicio de investigación como hace el primero.

El coste de las coberturas encarece sin duda el resultado final de la póliza y previo a esto, el alcance de las coberturas determina realmente hasta donde llega la protección que el seguro nos ofrece. Sin duda una clave fundamental para ahorrar dinero en seguros es ajustar al máximo los límites y las coberturas que verdaderamente necesitamos, eliminando aquellos seguros que no convengan y ajustando los costes al máximo en relación a la protección deseada.

Esto hoy en día es muy viable debido sobre todo a la gran flexibilidad de los seguros, una flexibilidad que permite que la contratación pueda ser cada vez más realista respecto a lo que una persona o su familia necesita. Sin duda este es el primer paso a dar cuando quieres bajar el coste de tus seguros.

Aquí encontrarás todo lo que debes saber sobre los seguros para bicicletas

COMO AHORRAR EN SEGUROS

Conocer los seguros que se posee y evitar duplicidades

Las duplicidades son un problema relativamente común al que no prestamos toda la atención debida. Generalmente las duplicidades se producen cuando contratamos determinados productos que no sabemos que vienen acompañados de seguros, por ejemplo las tarjetas de crédito o determinados seguros relacionados con la financiación.

Obviamente en este caso estamos pagando doble por seguros que cubren lo mismo y que tal vez no sean necesarios. Debemos revisar a fondo las cláusulas repetidas en pólizas diversas y también tener en cuenta que estas no hagan referencia exclusivamente a un ámbito o protección concreta determinada. Un buen ejemplo es cuando un préstamo nos solicita un seguro de vida como parte de la garantía de devolución, la contratación este seguro de vida se corresponderá con el importe del préstamo y por tanto no es un seguro de vida completo sino un seguro de vida específico para una protección concreta. En este caso la duplicidad no se produce a no ser que en la cobertura de otro seguro de vida también se haya contemplado la amortización de la deuda.

Cuando se produce duplicidad debemos inmediatamente tratar de subsanarla abandonando los seguros extra y centrándonos en aquellos que realmente nos resultan más interesantes. Generalmente las duplicidades se produce en el los seguros de accidentes, de viaje, de protección del hogar, de asistencia en carretera y en determinados seguros de vida relacionados con productos de financiación.

Estar atento a las promociones del mercado asegurador

Del mismo modo que no se nos ocurría realizar ningún tipo de compra sin estar atentos a las ofertas de mercado, los seguros deben ser tratados como un servicio que puede perfectamente beneficiarse de promociones o lanzamientos.

Da igual el tipo de seguro al que quieras acceder, en muchos casos las promociones puntuales o las bonificaciones estacionales pueden ayudarte a mejorar mucho el coste de tu póliza, o incluso, a conseguir determinadas pólizas gratuitas a partir de un grupo de seguros contratados.

Debes tener en cuenta que los seguros generalmente vencen por anualidades, esto te va a permitir revisar como mínimo una vez al año el tipo de seguro que tienes y aprovechar nuevas opciones o posibilidades. Recuerda también que en muchos casos la permanencia en determinados tipos de seguro suele traducirse en descuentos y bonificaciones por fidelidad, antes de acudir a una oferta deberías repasar a fondo las opciones de bonificación por fidelidad que puedas obtener en el seguro en que te encuentras. Esto sobre todo se produce en los seguros de coche aunque también podemos encontrarlo en otro tipo de seguros. Puede darse perfectamente en caso que la bonificación que se te ofrece sea mejor que la promoción que pretendías aprovechar.

En este artículo descubrirás cosas que no siempre nos dicen sobre los seguros de viaje

IDEAS AHORRO SEGUROS

El fraccionamiento siempre encarece el seguro

Para muchas personas en el fraccionamiento del pago del seguro es una opción a priori interesante ya que es evitar un gasto único que se hace elevado y puede ser problemático sobre todo cuando coinciden en el tiempo diversos vencimientos.

Fraccionar la prima del seguro permite dividir el coste de la póliza en diversos pagos que pueden ser desde semestrales hasta incluso mensuales. Sin embargo, si bien es cierto que puede parecer que facilita el pago al dividir el coste de manera fragmentada, el pago fraccionado siempre viene con un recargo que, en muchos casos puede ser elevado multiplicando el precio de la póliza entre un 5% y un 15% dependiendo del fraccionamiento.

Obviamente hay personas para las que este aumento aun siendo importante resulta asumible ya que el fraccionamiento les permite afrontar con menos tensión de pago los momentos de renovación de los seguros, pero, desde el punto de vista del ahorro no se trata desde luego de una buena idea. En la medida de lo posible debemos procurar evitar fraccionar el pago de los seguros y, en todo caso, buscar aquellas opciones de fraccionamiento con poca aplicación de recargo.

Utiliza los comparadores

Del mismo modo que ocurre en otros segmentos como el automovilístico, los comparadores pueden ser una herramienta muy interesante para mejorar nuestras opciones de búsqueda.

Sin embargo no hay que tomarse los comparadores como si fueran una herramienta de visibilidad de los seguros más adecuados si no como una referencia a la que acudir y con la que podemos generar un número de opciones sobre las que comenzar a realizar un estudio más profundo que, procede siempre.

Cuando no tenemos tiempo para este tipo de estudios o, cuando directamente lo que queremos es hacer un análisis profundo y exacto de nuestras necesidades de coberturas para todo el grupo familiar contamos con los asesores independientes o las mismas corredurías de seguros donde podemos perfectamente exponer nuestra necesidad y de donde generalmente surgirá un plan personalizado de aseguramiento.

Sea como sea lo que no debemos hacer nunca es contratar a ciegas o contratar sin haber realizado una reflexión previa sobre el tipo de seguros que realmente necesitamos.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *