Publicidad

La corta vida de los seguros anti-smog

Ni una semana de vida han tenido los seguros anti-smog en China. Estas novedosas pólizas, que permitían a los turistas que las contrataran ser indemnizados en el caso de que las condiciones de contaminación atmosférica arruinaran uno o varios días de su estancia en el país, han sido prohíbidas por la Comisión Reguladora de los Seguros de China apenas unos días después de que empezaran a comercializarse.

Los seguros anti-smog o seguros contra la contaminación eran pólizas especialmente dirigidas a turistas que ofrecían la posibilidad de asegurar las condiciones atmosféricas durante su estancia en el país mediante el pago de determinada cuota.

La corta vida de los seguros anti-smog

 

De esta forma, si durante la realización de una visita el lugar de destino se hallara cubierto por una nube de contaminación o smog, algo bastante frecuente en las principales ciudades del gigante asiático, la compañía debería indemnizar al asegurado. En China, las urbes de mayor tamaño amanecen habitualmente con niveles de contaminación muy superiores al máximo recomendable para la salud. Por ejemplo, en una escala en la que 500 es el máximo, el nivel de smog registrado hoy en Pekín supera los 400, siendo 300 el grado máximo a partir del cual se considera dañino respirar.

No obstante, por causas que de momento se desconocen la Comisión Reguladora ha decidido prohibir este seguro, que empezaron a comercializar al inicio de esta semana las dos principales compañías del sector PICC y Ping An. Esta última, de la mano de la agencia de viajes Ctrip, ofrecía una póliza anti-smog que por un precio de entre 10 y 15 yuanes diarios (algo menos de dos euros) indemnizaba a quien la contratara con hasta 50 yuanes por día (unos 6 euros) en el caso de que se registraran altos índices de polución durante sus vacaciones.

En cualquier caso, expertos del sector ya anunciaron a principios de semana que las compensaciones ofrecidas eran demasiado altas en relación con el precio de la póliza y especialmente teniendo en cuenta que las condiciones meteorológicas son imposibles de prever.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *