Publicidad

Lo que hay que saber de los seguros para jubilación

Dentro de los diferentes productos orientados para complementar las pensiones públicas de jubilación, los seguros para jubilación han cobrado un papel cada vez más relevante en los últimos años. Vamos a conocer algo más sobre este tipo de modelo de ahorro para la jubilación.

SEGUROS PARA JUBILACION

En las dos últimas décadas, fundamentalmente tras el cambio de siglo, la preocupación por encontrar buenas herramientas de ahorro se ha convertido casi en una obsesión para muchas personas. Esto tiene mucho sentido si nos damos cuenta que el futuro de las pensiones públicas no parece muy halagüeño.

Las diferentes opciones de ahorro para la jubilación han incorporado a los seguros como una herramienta útil, y además cada vez más demandada. Se trata de productos de ahorro combinados con seguros de vida en los que, como veremos, existen variedades y tipos diferentes que pueden acomodarse prácticamente a cada perfil de borrador.

Los seguros de jubilación

Como ya indicábamos los seguros de jubilación han ido creciendo de manera contundente durante los últimos años dentro de las preferencias de los ahorradores que miran su jubilación con preocupación.

Esto efectivamente tiene que ver con esa situación creciente preocupación por el futuro de las pensiones públicas, pero también con una lectura cada vez más crítica de otros productos como los planes de pensiones y un crecimiento importante de la valoración positiva de los seguros de vida y ahorro.

Hay que tener en cuenta que los planes de pensiones, aún muy extendidos, no suponen una respuesta definitiva ni mucho menos a la necesidad real de complementar las pensiones públicas, peor aún, se ha demostrado con el tiempo que una gran parte de la contratación de planes de pensiones se orientaban exclusivamente en su fiscalidad diferida o incluso en la contratación en batería con otros productos, como hipotecas. Esto ha generado un escenario en el que son muchos los suscriptores de planes de pensiones que ni siquiera saben el tipo de plan que posean, ni mucho menos su evolución en el tiempo.

En este contexto, es cuando los seguros de vida y ahorro toman forma de planes de ahorro que van ocupando una cuota de mercado cada vez superior, tanto por sus propias características y garantías como por tratarse de un producto claro, de condiciones muy específicas y con pocas dobles lecturas o letra pequeña.

En este post te damos consejos para acertar con el seguro de coche

SEGUROS DE AHORRO

Seguros y planes de ahorro

En este caso al hablar de planes de ahorro vamos a referirnos a la combinación entre un seguro de vida, en el que existe una cobertura para el riesgo de fallecimiento o invalidez del asegurado, y un sistema de ahorro a partir de las aportaciones realizadas por el asegurado, y que, dependiendo dichas aportaciones, toma un modelo u otro del producto.

Hay que tener claro desde el principio que no se trata de un producto monolítico, es decir, vamos a encontrar propuestas diferentes incluso interpretaciones distintas dentro de las mismas propuestas. Sin embargo, en referencia a otros productos de ahorro para la jubilación como los planes de pensiones si encontramos diferencias sustanciales.

Probablemente la primera gran diferencia estriba en la liquidez. Cuando hablamos de un seguro de ahorro para la jubilación lo hacemos sobre un producto de ahorro que puede tener diferentes objetivos, por ejemplo, convertirse en el futuro en una renta vitalicia en el momento de la jubilación, pero, a la vez, de un producto con mayor accesibilidad a liquidez que los citados planes de pensiones. Esto significa que mientras que los planes de pensiones podemos acceder en situaciones muy concretas al rescate de las aportaciones, en este tipo de seguros el acceso es más sencillo, eso sí, hay que tener en cuenta que se trata de un producto pensado para el largo plazo y que por tanto no va a bonificar ni mucho menos el rescate anticipado.

Al contrario, el rescate anticipado de un seguro de ahorro va a suponer una penalización notable, que puede darse generalmente en forma una comisión sobre el beneficio obtenido dentro del interés pactado entre asegurado y aseguradora. Es importante tener claro que en el caso de los seguros de ahorro garantizados en capital principal no se vería afectado en el rescate, pero, lógicamente, haber tenido durante un periodo de tiempo o dinero inmovilizado para no obtener rentabilidad alguna es ya en sí mismo perder dinero.

Cómo funcionan los seguros para la jubilación

El funcionamiento de este tipo de seguros es muy similar al de los productos de ahorro garantizado, es decir, parte haremos una rentabilidad garantizada de antemano, realizaremos nuestra aportación o aportaciones y respetaremos un periodo de tiempo concreto para obtener la rentabilidad citada. Es cierto de todos modos que podemos encontrar otros variables dentro de las propuestas, por ello resulta básico prestar mucha atención a las condiciones particulares del producto que se nos vaya a ofrecer.

Por otro lado es importante saber que en los seguros de ahorro para la jubilación no se ofrece el mismo tratamiento fiscal inmediato que a los planes de pensiones, es decir, no van a ser desagradables en el IRPF con una fiscalidad diferida. Sin embargo, en el momento del rescate del capital o renta obtenida sólo estaremos obligados a la declaración sobre las plusvalías obtenidas, esto se convierte especialmente importante en el caso de las rentas vitalicias.

Por otro lado debemos recordar que, en el caso de los seguros de ahorro, no encontramos la flexibilidad de la posibilidad de traspaso entre seguros que si se da en el caso de los planes de pensiones. Si deseamos sacar nuestro dinero en un seguro de ahorro para colocarlo en otro tenemos necesariamente liquidar el primero, con lo que esto puede suponer de penalización.

¿Sabes qué es la buena fe en los seguros de vida? Aquí te lo explicamos

CONTRATAR SEGUROS PARA LA JUBILACION

Tipos de seguros de ahorro

Como ya hemos indicado existen opciones diversas que pueden perfectamente cubrir esta función de seguro de ahorro para la jubilación, sin embargo, hay modelos más destacados que otros, los más conocidos son los PPA o Planes de Previsión Asegurados y por otro lado los PIAS o Planes Individuales de Ahorro Sistemático.

Planes Individuales de Ahorro Sistemático PIAS

Se trata de un seguro de vida orientado a captar capital y ofrecer rendimiento sobre dicho capital con una orientación clara a la jubilación del titular.

Es un producto garantizado que nos permite realizar aportaciones periódicas para ir incrementando el capital, aunque también nos permite la posibilidad de realizar aportaciones únicas y extraordinarias. En cualquier caso estas aportaciones se remunerar en función del tipo de interés mínimo pactado con la aseguradora a la firma del producto.

La particularidad más destacable de este seguro de ahorro, junto a su garantía, es la opción de convertir el rescate tras el vencimiento del producto en una renta vitalicia. Es decir, cuando llega el momento del vencimiento que se corresponde con la jubilación del asegurado, el usuario recibirá una renta mensual pactada de antemano y que va a depender del capital acumulado en el producto.

Planes de Previsión Asegurados PPA

También  es un plan de ahorro con forma de seguro de ahorro, pero comparte algunas características con los planes de pensiones.

Como seguro que es, conserva la cobertura de fallecimiento e invalidez, pero también las características de aportaciones de interés mínimo garantizado. Ahora bien, a la hora de la liquidez y la fiscalidad, este producto viene a comportarse más como un plan de pensiones que como un plan de ahorros. En este caso por ejemplo no sólo se trata de la fiscalidad, sino también de la posibilidad de realizar traspasos entre PPA, algo que no ocurre en otros seguros de ahorro. La gran diferencia por supuesto estriba en la rentabilidad mínima garantizada que no siempre va a ser habitual encontrar en los planes de pensiones ni mucho menos.

El caso particular de los Unit Linked

Realmente cuando se habla de seguros de ahorro en forma de plan de ahorro para la jubilación los Unit Linked no debieran formar parte de la categoría, o al menos, deberían hacerlo de manera muy particular debido a sus características.

Este tipo de producto, si bien toma una estructura de seguro de vida, para aprovechar las ventajas tributarias a la hora de la recuperación del dinero invertido, no ofrece una rentabilidad garantizada, más aún, se trata de un modelo de inversión en el que no sólo no se encuentra garantizada la rentabilidad, tampoco el capital aportado.

El dinero que aportamos en estos productos se dirigen a diferentes inversiones y es el resultado de estas inversiones el que determina realmente el monto final de la operación. Obviamente, las opciones de rentabilidad son mucho mayores que en los productos garantizados por la cuestión lógica de la propia evolución de los mercados, sin embargo, los riesgos también son mucho mayores.

Realmente contratar nuestros productos debe ser una opción meditada y conocer a fondo el riesgo que nuestro dinero está asumiendo ya que, desde luego, a pesar de tener un seguro de vida asociado no existe garantía sobre nuestro capital.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *