Publicidad

Los seguros más raros del mundo

El mundo de los seguros no se limita exclusivamente a aquellos que más conocemos o más próximos tenemos. Realmente existe una enorme cantidad de seguros raros o curiosos a los que no prestamos atención o simplemente sobre los que no sabemos nada.

SEGUROS RAROS

Lejos de los tradicionales seguros de vida, estos seguros raros se dividen asimismo en categorías no establecidas, desde aquellos seguros que nos resultan curiosos por lo novedoso de sus coberturas, hasta aquellos otros que realmente parecen ser absurdos pasando por todo tipo de aseguramiento más o menos útil y comprensible por las personas de a pie.

Seguros y marketing

Cuando hablamos de seguros raros lo primero que tenemos que tener en cuenta es que un porcentaje de estos seguros raros ni siquiera se llegan a contratar, es decir, se trata de acciones de marketing o publicitarias muy concretas por parte de compañías que buscan la notoriedad a través de estas acciones.

De hecho, aunque no tan frecuente en Europa, en Estados Unidos resulta bastante común que los aseguramientos curiosos o fuera de lo habitual se utilicen como parte de campañas publicitarias, no sólo por parte de las pequeñas aseguradoras sino también por parte de los gigantes del seguro.

Este tipo de acción publicitaria lo que busca es no tanto reafirmarse en el seguro raro y su oferta sino dar la imagen de posibilidad de aseguramiento de cualquier cosa, es decir, si se es capaz de emitir y asegurar una abducción de extraterrestre se escapan de asegurar con mucha más energía una vivienda… teóricamente.

Por eso resulta frecuente que conozcamos a través de los medios de comunicación algunas pólizas verdaderamente espectaculares o curiosas, muchas de ellas relacionadas con artistas, personas públicas de notoriedad o deportistas de élite.

Seguros raros sin ninguna duda

Dentro de todo esto obviamente existen pólizas de seguro verdaderamente bizarras, generalmente se trata de pólizas solicitadas por parte de un cliente que desea ser asegurado sobre contingencias nada usuales, en algunos casos esto se convierte posteriormente en la creación de un modelo de póliza de aseguramiento.

Un buen ejemplo lo tenemos con las pólizas de seguro sobre abducción extraterrestre. Estas pólizas comenzaron a comercializarse en Estados Unidos de manera esporádica en la época de la explosión del fenómeno ovni, durante los 50 del pasado siglo. Posteriormente pasaron a ser pólizas fácilmente reconocibles del catálogo de varias aseguradoras estadounidenses, pólizas que no sólo cubrían ya la posible abducción y efectos adversos de la misma, sino otras cuestiones más complejas como los posibles accidentes derivados de actividad extraterrestre etcétera.

En este post te mostramos los seguros más habituales en las tarjetas de crédito.

LOS SEGUROS MAS RAROS

Si bien es relativamente fácil encontrar mucha información sobre estas pólizas, absolutamente reales, no existe información sobre reclamación alguna con éxito por lo que o bien las abducciones y sucesos derivados del encuentro con extraterrestres no pudieron ser demostrados o bien no causaron efectos negativos en quienes las sufrieron.

En los años 90 del pasado siglo, también coincidiendo con un enorme auge del interés por los fenómenos paranormales, aumentaron los seguros para contingencias ocurridas por injerencia del más allá. Algunos casos se hicieron famosos como el de un bar en Florida cuyo dueño estaba convencido que los fantasmas molestaban a sus clientes por la noche y solicitó una póliza para cubrir las posibles consecuencias de que aquella situación fuera a mayores y hubiera heridos. Existe también constancia de seguros en los que se contempla la interferencia en la vida familiar de los fantasmas en el hogar y los desperfectos que éstos puedan acarrear en el mobiliario. Por supuesto los accidentes ocurridos tras fenómenos paranormales también han sido parte de este tipo de seguros raros. De hecho, con la aparición masiva de cazafantasmas surgida tras el éxito de diversos programas televisivos este formato, se llegaron a suscribir pólizas con cantidades ciertamente elevadas por si algún fantasma decidía ejercer la violencia física contra sus perseguidores. Puede sonar, pero es absolutamente cierto que estas pólizas se han comercializado y se comercializan en la actualidad.

Dentro de todas las pólizas de seguro raras relacionadas con asuntos divinos o del más allá, una de nuestras favoritas, sin ninguna duda, es una póliza suscrita en Inglaterra que protegía a unas hermanas de la posibilidad de embarazo divino. Esta póliza venía a garantizar la percepción de un millón de libras en caso de que alguna de las tres hermanas escocesas pertenecientes a una secta, quedaran embarazadas siendo vírgenes por obra y gracia del Espíritu Santo. La póliza no se ha reclamado pero si se suscribió.

Seguros extravagantes para gente con mucho dinero

Sin duda esta es otra categoría de seguros raros que da mucho juego. Además, en este caso estamos ante un tipo de aseguramiento que viene de largo, no en vano ya se hablaba hace muchas décadas de las piernas aseguradas de Marlen Dietrich.

De este modo, hemos sabido de pólizas de seguro millonarias que ofrecían cobertura sobre el culo de Jennifer López, los dedos de guitarristas como los de los Rolling Stones, la garganta de cantantes de ópera como Pavarotti, el pueblo de Jennifer Aniston, etcétera.

Aunque pareciera que todos estos seguros pueden destinarse a cubrir aspectos relacionados con los ingresos directos de los personajes, existen otros seguros más raros aún como aquel que suscribió David Lee Roth en los años 90 del pasado siglo. El por entonces cantante del grupo Van Halen, según se ha rumoreado durante muchos años en el mundo del aseguramiento, llegó a suscribir en su momento una póliza anti demandas de paternidad debido a la gran cantidad de demandas de estas características que sufrió en ese momento de su vida.

Por supuesto los deportistas de élite no se eximen dentro de esta categoría de seguros raros aunque, ciertamente cada vez nos parezca menos raro. Así podemos encontrar en su momento los pulgares del piloto de fórmula uno Fernando Alonso asegurados en más de 10 millones de euros o las piernas de futbolistas de primera línea, algo más común pero que conforma pólizas muy caras y ajenas al resto de los mortales.

Dentro de este apartado hay dos seguros que particularmente nos gustan mucho. El primero de ellos es una cobertura superior a los 14 millones de euros sobre la lengua del principal catador de una importante marca cafetera internacional.

El segundo, no menos interesante, son los casi medio millón de dólares que aseguraban el gran bigote del jugador australiano de ticket cricket Merv Hughes, quien consideraba que su mostacho en la parte fundamental de su seña de identidad y marca personal.

Por cierto, uno de los grandes actores de cine de todos los tiempos aseguró el pelo de su pecho en una cantidad astronómica. Este seguro convenía en abonar una indemnización de gran consideración si el citado actor por el motivo que fuera perdía al menos el 85% de su vello pectoral sin posibilidad de recuperarlo.

Aquí te mostramos las cosas más relevantes que debes saber sobre seguros de jubilación.

SEGUROS

Seguros modernos, poco conocidos que nos parecen raros

Hoy en día, la superespecialización de los seguros ha llegado a tal nivel que realmente cada vez existen más opciones de aseguramiento. Algunos de estos productos tienen corto recorrido, como el seguro anticontaminación que comenzó a comercializarse en formato mini póliza en la ciudad de Hong Kong, y que probablemente ya se está recuperando en otros formatos.

Sin embargo, hay seguros que poco a poco han ido ganando su sitio y aunque no son conocidos y nos puedan parecer raros realmente tienen un buen sentido de la utilidad.

Los seguros de cancelación de bodas son uno de estos. Muy en la línea de los seguros de cancelación de eventos, estos seguros han ido ganando un espacio importante y lógico habida cuenta de los gastos que puede suponer la cancelación de una boda. Se trata de seguros completos que pueden llevar a cubrir prácticamente todos los detalles con coste asumiendo el pago a proveedores, etcétera. Además, no resultan seguros excesivamente caros para el tipo de protección que brindan.

Seguros inteligentes. Esto ya está ganando hueco, creciente, dentro del mercado asegurador. En el caso de los seguros para vehículos se trata de una idea tan simple como eficaz, cuanto mejor conductor eres mejor seguro de auto tendrás. Se trata de seguros en definitiva cuyo precio anual pueden variar dependiendo de los hábitos de conducción y el tipo de conducción que se ejerce. El modelo más básico se basa en la instalación de dispositivos telemáticos en los vehículos. Estos dispositivos recogen información relativa a la velocidad, al tipo de vía en que se circula, a los horarios en los que se circula. A partir de estos datos la aseguradora calcula la prima que el asegurado debe pagar. Por tanto, los buenos hábitos conduciendo tienen premio en forma de menos pago de seguro. A esto debemos sumar también la creciente tendencia a asegurar por aquello que se conduce, no por el tiempo en el que el vehículo está estacionado. Se trata de modelos que poco a poco van a ir encontrando hueco en el mercado asegurador sin duda.

Seguros para cancelación de dorsales. Este es un buen ejemplo de cómo el mercado asegurador se adapta al nuevo mundo y a las nuevas tendencias. Correrse convertido en un deporte que cada vez arrastrar más personas a competiciones populares abiertas por todo el mundo. Es lógico que alrededor de este deporte hayan crecido los seguros y no sólo los relativos a cuestiones físicas, pensemos que reservar un dorsal pagar la inscripción y el viaje a la ciudad en la que vas a participar en la carrera tiene un coste que nadie cubriría en caso de no poder asistir. Pues bien, ya hay compañías capaces de asegurar esta contingencia.

Lloyds en ejemplo de aseguradora que asegura cosas raras

Lloyds es uno de los gigantes del seguro a nivel mundial. Obviamente es una compañía con pólizas de todo tipo y con un enorme abanico de opciones entre las que, los seguros raros no serán la parte importante de sus ingresos, pero también existen.

De hecho la propia compañía cada cierto tiempo aire a seguros raros o curiosos que firmado en alguna de sus pólizas, estos son algunos de los que conocemos.

La sonrisa de América Ferrara, la que fuera la actriz de la versión en lengua inglesa de la serie Betty la Fea tuvo asegurada su sonrisa en más de 13 millones de dólares.

Como ya hemos indicado anteriormente los dedos de Keith Richards fueron asegurados en una cantidad astronómica, así como las piernas de Marlene Dietrich.

Brady White, el papá Noel profesional de la tienda neoyorkina Macy’s suscribió un seguro que garantizaba la integridad de su barba como herramienta indispensable para su trabajo que además incluía ser invitado por estrellas de cine a sus fiestas navideñas.

La nariz de un catador de vino holandés, Ilja Gort, fue asegurada por 5 millones de euros contra cualquier situación que le impidiera realizar su trabajo de manera continuada.

Una de las grandes compañías cinematográficas de Hollywood suscribió un seguro de la compañía equivalente a 1 millón de dólares de indemnización contra la posibilidad de que la actriz central de una serie de películas se enamorase y casase durante el periodo en el que duró su contrato.

También son muy conocidos, dentro de los seguros raros, el seguro que la compañía ofrece a las empresas exhibidoras de cine y que cubre la posible muerte de risa de un espectador en la sala.

Otro seguro curioso es el de hoyo en uno en golf que son asegurados por la compañía por cantidades que rondan los 60.000 $

También son relativamente frecuentes las pólizas puntuales para dar cobertura a joyas exhibidas en momentos puntuales. Una de las más caras aseguró en más de 35 millones de dólares las joyas utilizadas por una actriz en los premios Oscar en el año 2004.

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *