Publicidad

¿Por qué optar por un seguro privado?

Popularmente se afirma que lo importante en la vida es tener salud, dinero y amor. Aunque ninguno de los tres aspectos está de nuestra mano, individualmente podemos adoptar algunas decisiones que nos garanticen unas mayores posibilidades de alcanzarlos.

En lo relativo a la salud, la contratación de un seguro privado puede ser una buena opción si queremos tener a nuestra total disposición personal médico especializado. En este sentido, es importante contratar seguros que, como Adeslas Plena, no impliquen copagos pero sí integren servicio de hospitalización. A continuación detallamos los beneficios de contratar un seguro médico.

Podrás escoger a tú médico

Una de las principales ventajas de contratar un seguro de salud privado es la libertad que esto te otorga para poder escoger a tu propio médico. De este modo, en función de tu problema de salud específico, podrás seleccionar al facultativo que mejor se adapte a tus necesidades.

Evitarás las largas listas de espera

Con un seguro privado disfrutarás de una atención médica mucho más rápida, puesto que no tendrás que esperar a que corran las largas listas de espera para ser atendido. Además, te evitarás tener que pasar por tu médico de cabecera antes de poder consultar a un especialista. Este acortamiento de los plazos también afectará a las pruebas de diagnosis y a las intervenciones quirúrgicas.

Te asegurarás hospitalizaciones más llevaderas

El tipo de hospitalizaciones que ofrecen los seguros médicos suelen ser más positivas, puesto que permiten que el paciente escoja el centro médico donde internarse, dentro de los acuerdos establecidos por cada compañía. Asimismo, las habitaciones de los centros sanitarios suelen ser individuales y disponer de mayores comodidades para las personas acompañantes.

Disfrutarás de una atención sanitaria ininterrumpida

Los seguros privados ofrecen cobertura médica los 365 días del año, las 24 horas del día. Además, el atendimiento médico suele caracterizarse por ser más efectivo y fluido, sin necesidad de esperar largas horas hasta ser atendido.

Podrás compatibilizar la sanidad privada con la pública

El hecho de contar con un seguro médico privado no supone que no puedas acceder a la sanidad pública si en algún momento lo necesitas o así lo decides. De este modo, si quieres ingresar o realizar el tratamiento de alguna enfermedad en la pública puedes hacerlo sin ningún tipo de impedimento.

Gozarás de una extensa flexibilidad horaria

El amplio cuadro de personal del que acostumbran disponer las aseguradoras permite que puedas concertar tus citas médicas con una gran amplitud horaria. Así, podrás asistir a consulta sin necesidad de alterar tus compromisos del día a día.

Tendrás cobertura en prótesis

Muchos de los seguros incluyen coberturas en prótesis. Las válvulas cardíacas, los marcapasos, las prótesis mamarias o las lentes intraoculares en el tratamiento de cataratas son algunas de ellas.

Dispondrás de atención dental

Uno de los grandes beneficios de los seguros privados es la inclusión de servicios sanitarios dentales, con los que podrás mantener tu boca sana. Las consultas odontológicas, las urgencias, extracciones, radiografías y las limpiezas bucales son algunas de las prestaciones incorporadas.

Te beneficiarás de una mayor tranquilidad durante el embarazo

La contratación de un seguro médico te asegurará un mayor bienestar durante el embarazo, el parto y el postparto, con un mayor acceso a médicos especialistas y pediatras que garantizarán tu salud y la de tu bebé.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *