Publicidad

Qué es y cómo funciona un seguro dental

Dentro de la amplia oferta de seguros destinados para la salud los seguros dentales, en una relevancia especial cuando se trata de familias con niños, pero, en general, se trata de una excelente herramienta para subsanar una de las carencias más notables de la seguridad social, la salud bucodental.

SEGURO DENTAL

Los seguros dentales forman parte de la oferta de aseguramiento relacionado con la salud desde hace mucho tiempo, pero, es cierto, que es en los últimos años cuando han cobrado relevancia tanto insertados dentro de los propios seguros de salud como una parte básica de los mismos, como contratados de manera independiente como seguros especializados.

Y es que, la salud bucodental no es un ámbito sanitario bien cubierto en nuestro país, peor aún requiere en muchos casos de la contratación de profesionales especializados que suponen un coste muy elevado y en algunos casos difícil de asumir. Los seguros dentales juegan aquí un papel muy importante.

La importancia de los seguros dentales

En primer lugar del seguro dental, del mismo modo que el seguro de salud en general, los ofrece la garantía de la atención especializada sin listas de espera en casos de urgencia y las atenciones profesionales que la seguridad social no proporciona. Un ejemplo de lo primero es la necesidad de una extracción con o sin cirugía, y varios ejemplos de lo segundo pueden ser el tratamiento de caries, la ortodoncia o implante o las limpiezas bucales.

Es decir, lo que es seguro dental nos garantiza es por un lado una asistencia profesional inmediata, y por otro lado todos los servicios habituales para la salud bucodental asumiendo mucho menos coste en general del coste medio de dichos tratamientos.

El mecanismo de funcionamiento estos seguros hace que exista una gran atención a los tratamientos preventivos a partir de revisiones anuales incluidas en los seguros y a un control de la salud bucodental que no se ofrece en la seguridad social. El funcionamiento desde el punto de vista práctico es muy similar al de cualquier seguro de salud, se nos ofrece un cuadro médico de odontólogos y clínicas especializadas con las que las compañías mantienen conciertos y a las que podemos acudir cuando necesitemos.

Aquí hay que tener en cuenta lo que la seguridad social ofrece en cuanto a salud bucodental. En el caso de los adultos esta es muy limitada, haciéndose cargo sólo de extracciones concretas y sin ofrecer tratamientos como empastes etcétera. En el caso de los niños varía ya que teóricamente si se hace cargo de dicha salud bucodental entre los seis y los 16 años, lo que pasa es que según la comunidad autónoma la que se resida existen diferencias sustanciales respecto a la atención que se presta. Esto hace que muchos casos sea necesaria una atención complementaria.

Es decir, dentro del concepto de atención global a la salud existen cuestiones que son atendidas y otras que no lo son, y, estas últimas pueden suponer un gasto muy importante cuando deben afrontarse por necesidad. Aquí es donde los seguros dentales juegan realmente un papel básico. Por ejemplo ofreciendo descuentos a la hora de realizar ortodoxias, o tratamientos menores, así como otros tratamientos para adultos como los empastes como sustitución de piezas, etcétera

Descubre aquí la comparación entre seguros de ahorro y planes de pensiones

SEGUROS DENTALES

Cómo son los seguros dentales

Realmente cada vez es más común encontrar los seguros dentales dentro de las denominadas pólizas familiares de salud. Éstas pólizas en global diferentes tipos de protección incluyendo el seguro dental y hacen que se rebajen bastante los costes ya que en muchos casos se nos ofrece como valores añadidos o coberturas gratuitas durante determinados periodos de tiempo (o de edad dependiendo de los niños).

Las condiciones particulares son las que realmente determinan el tipo de seguro que vamos a contratar y, aquí, hay mucha variedad por analizar como veremos más adelante.

Otro factor importante a tener en cuenta es que, contrariamente a una imagen falsa que se ha extendido sobre este tipo de seguros, los seguros dentales no son caros. Podemos encontrar este tipo de seguros básicos a partir de poco más de 60 € anuales. Obviamente a mayor número de coberturas y prestaciones mayor coste de las pólizas, pero, en torno a los 15 € mensuales podemos encontrar realmente seguros dentales verdaderamente completos y con todo lo necesario para una protección absoluta de la salud bucodental.

A lo anterior hay que añadir que generalmente no va a existir periodos de carencia dentro de este tipo de seguros, es decir, según se suscriben ya entran en vigor todas sus coberturas, por otro lado las restricciones de edad que sí existen muchos seguros de salud también desaparecen en la gran mayoría de la oferta de seguros dentales.

Tipos de seguros dentales

Obviamente podríamos decir que existen diferentes tipos de seguros dentales, pero, lo cierto es que lo que existen son diferentes configuraciones para este tipo de seguro.

Hoy en día la evolución del mercado asegurador hace que la especialización sea cada vez mayor y una de las claves de la especialización es la flexibilidad a la hora de configurar el seguro. De este modo el cliente puede ir añadiendo o eligiendo aquellas configuraciones que más le convengan según sus características personales o familiares.

Los seguros dentales más básicos van a incluir tratamientos preventivos básicos como las propias revisiones y en el caso de los niños las fluorizaciones, asimismo, se incluyen limpiezas anuales, extracciones, y mantenimiento reparación de prótesis. Por supuesto servicios y atenciones de urgencia y acceso al resto de servicios a partir de descuentos elevados.

A partir de este seguro dental básico comienzan a añadirse coberturas que van desde los gastos de cirugía hasta las revisiones en caso de ortodoxias, y pruebas complejas como TAC que no suelen incluirse en las pólizas básicas.

CONTRATAR SEGUROS DENTALES

¿Qué tiene que tener un seguro dental completo?

Desde luego lo primero que tiene que tener es una protección adecuada para cada persona o grupo familiar, esto es importante ya que no todos tenemos las mismas demandas y necesidades.

A partir de lo anterior va a depender del tipo de póliza que contratemos y de la cantidad de coberturas que deseemos añadir sabiendo que a mayor nivel de coberturas mayores costes.

Los tratamientos o servicios más habituales contemplados en los seguros dentales son los siguientes:

  • Prevención odontológica, a través de la que se busca prevenir problemas gracias a la revisiones y limpiezas bucales. Aunque existen propuestas diversas, lo más normal son revisiones y limpiezas anuales que en el caso de los niños incluyen una fluorización anual. También se incluyen generalmente los sellados de fisuras.
  • Odontología conservadora, ya que generalmente los seguros dentales básicos incluyen como mínimo un impasse anual o el acceso a este tipo de servicios a coste reducido.
  • Odontología quirúrgica incluyendo extracciones (también de las muelas del juicio) en esta garantía se incluyen los elementos necesarios para las extracciones como pueden llegar a ser pruebas previas, anestesia o retirada de puntos.
  • También las pruebas diagnósticas como radiografías o consultas de valoración se encuentran incluidas en los seguros dentales básicos.
  • Las prótesis no están cubiertas generalmente los seguros básicos pero sí en los intermedios y siempre en los más completos. Generalmente en los seguros dentales básicos lo que se nos ofrece es el acceso a las prótesis a un descuento importante respecto al precio de mercado.
  • Del mismo modo que con las prótesis los tratamientos de estética como blanqueamientos pueden hacerse a un precio menor del coste habitual.
  • Las ortodoxias suelen ser contempladas desde las bonificaciones para descuentos elevados cuando deben ser utilizadas. Suelen acompañarse también de algunos gastos de tratamiento como los estudios previos, las revisiones y la reposición de los dispositivos aunque esto depende de los límites fijados en la póliza.

Cosas que tienes que tener en cuenta antes de contratar un seguro dental

Por supuesto antes de contratar un seguro dental, realmente cualquier tipo de seguro, debes leer detalladamente las condiciones particulares de la póliza.

Recuerda que una cosa es cómo se te ofrece el seguro, es decir el listado de coberturas y otra cosa muy distinta es como se aplican o las condiciones en las que se ofrecen. Por tanto debes leer a fondo dichos apartados en los que encontrarás los límites a las garantías o las limitaciones a las prestaciones que se te ofrecen.

En este tipo de seguros el copago es una herramienta frecuente, obviamente es muy importante conocer los diferentes importes dependiendo de servicios o atenciones, algo que también hay que revisar antes de suscribir la póliza.

Del mismo modo que ocurre en cualquier seguro de salud podemos encontrar seguros dentales con opción de contratación a reembolso, es decir, cuando los médicos abiertos en el que no se nos reembolsa el 100% de los gastos sin un porcentaje o un límite específico. En caso de querer suscribir uno de estos seguros desde luego necesitamos conocer los límites de reembolso en todos los supuestos.

Los seguros dentales incluidos dentro de los seguros de salud suelen ofrecer importantes bonificaciones respecto a los niños, y, obviamente, los seguros dentales son una gran herramienta para la protección de la salud infantil. Es básico cuando tenemos hijos leer a fondo las condiciones particulares de concesiones bonificaciones en relación al seguro dental, sus limitaciones y opciones añadidas.

Por último, además de los límites de reembolso y de prestación, debes siempre tener claros los límites de los servicios añadidos. Es decir la cantidad de veces que puedes acudir a un tipo de servicio determinado, los límites de coste o de reembolso, etcétera.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *