Publicidad

Small tickets: asegurar cualquier objeto, por pequeño que sea

Las compañías aseguradoras se enfrentan hoy en día al reto de adaptarse a los recién llegados small tickets o seguros de distribución masiva, pólizas específicas para asegurar todo tipo de objetos de  relativamente pequeño valor y ante riesgos muy concretos, como por ejemplo unas gafas, un teléfono móvil o las entradas para un espectáculo.

 Este fenómeno supone a día de hoy en España un porcentaje nada significativo del volumen total del negocio de los seguros, apenas 900 millones de euros, y prácticamente la totalidad de esta cifra corresponde a seguros de asistencia en viaje y extensiones de garantía.

Seguros de distribución masiva o small tickets

No obstante, las previsiones apuntan a que en los próximos tres años esta cifra se incremente en un 25%, hasta los 1.100 millones de euros, por lo que las aseguradoras españolas, que actualmente se encuentran a la cola de Europa en este tipo de seguros, no deberían dejar escapar este tren.

Por lo general, los small tickets están dirigidos a un tipo de clientes con un nivel de ingresos entre medio y alto, que buscan ante todo rapidez y comodidad para contratar sus pólizas. Por ello, es conveniente contar con un distribuidor que garantice el acceso a un número muy elevado de clientes y pueda satisfacer esa necesidad de inmediatez que demandan.

 Otra posibilidad para colocarlos es venderlos en paquete junto con otros seguros básicos, de manera que constituyan un complemento de coberturas.

 Debido a que se trata de productos por lo general de precio bajo, es necesario trabajar con economías de escala para rentabilizarlos. En este sentido, los expertos apuntan a que se requiere un volumen de negocio de entre 5 y 10 millones de euros en primas para lograr un buen beneficio.

Sin embargo, una ventaja que presentan es que los procedimientos de gestión y tramitación son similares a los de otro tipo de seguros, por lo que no es necesario llevar a cabo grandes cambios para adaptarse a ellos.

Los seguros más extravagantes que existen en el mundo

 La clave, en cuanto a small tickets, se encuentra en continuar identificando las necesidades de los clientes para anticiparse a ellas y ofrecer el seguro que mejor se les adapte. En este campo hay mucho que decir todavía, y es que, según vaticinan algunos expertos, en un periodo de siete u ocho años los small tickets podrían suponer la mayor parte del negocio de los seguros.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *