Publicidad

Embarazo y seguros de salud

En nuestro país cada vez son más las mujeres que utilizan las coberturas ampliadas de embarazo y parto dentro de los seguros de salud. Vamos a conocer un poco más a fondo estas coberturas y su funcionamiento.

SEGUROS PARA EMBARAZADAS

Ya hemos visto en otras ocasiones como los seguros de salud han ido ampliando cada vez más sus opciones y posibilidades. Esto se ha visto reflejado en la incorporación de coberturas cada vez más flexibles, amplias y especializadas que permite configurar la oferta aseguradora en función de cada momento y cada situación familiar.

Esto hace también que los seguros sean mucho más adaptables no sólo al presente sino también al futuro inmediato, y aquí es donde las coberturas de embarazo y parto cobran especial relevancia ya que pueden resultar tremendamente útiles cuando en el horizonte familiar se plantea la llegada de niños al hogar.

Cómo son las coberturas de embarazo y parto

Según los datos del propio sector prácticamente el 25% de los nacimientos en nuestro país son asistidos por seguros de salud privados. Este porcentaje, además, va en aumento. Los motivos hay que buscarlos en los tradicionales motivos que nos lleva a contratar seguros de salud ya que hoy en día más de diez millones y medio de personas en nuestro país poseen este tipo de seguros.

Desde la rapidez en la atención hasta el acceso sin esperas a pruebas médicas, diagnósticas, tratamientos, etcétera éstos son sin duda los valores principales por los que contratamos seguros de salud, y en este caso por lo que podemos ampliar nuestros seguro con las coberturas de embarazo y parto.

En esencia estas coberturas nos va a permitir todo el seguimiento habitual de un proceso de embarazo y la atención correspondiente en el momento del parto, pero, sin listas de espera, sin retrasar pruebas diagnósticas, con atención personalizada e individual el momento del parto…

Descubre en este artículo qué es y cómo funciona un seguro dental

SEGUROS EMBARAZO

Elementos básicos a tener en cuenta al contratar seguros de embarazo y parto

Si realmente deseas incorporar a tu seguro de salud estas coberturas en la serie de cuestiones que debes tener claras de antemano, algunas tan importantes como el momento del propio embarazo, ya que, como verás, no todos los seguros para responder del mismo modo.

Elegir bien el momento de la contratación

Esto es clave ya que difícilmente vas a poder contratar este tipo de coberturas si ya estás embarazada. Va a depender de los periodos de carencia que cada compañía  marque, pero generalmente desde el momento que contrates la póliza hasta el momento en el que puedes poner en marcha y las coberturas han de pasar entre ocho a 10 meses.

Esto significa que antes de ese periodo de tiempo la compañía no va hacerse cargo por ejemplo de los gastos ocasionados por el parto, entendiendo en este caso que el embarazo ya existía antes de la inscripción de la póliza y por tanto la prestación no estaría proporcionar de manera adecuada. Obviamente en el caso del parto prematuro los periodos de carencia no se aplican y la atención se dispensa en cualquiera de los casos. Existen opciones mixtas, aunque no todas las compañías, mediante las cuales la atención al parto podría proporcionarse añadiendo a la póliza de cobertura el desembolso en una cantidad que es variable dependiendo de la oferta pero puede llegar a rondar los 3000 €.

Valorar bien el precio del seguro

Los precios de los seguros para embarazo, como realmente ocurre con la gran mayoría de seguros, varían mucho en función de quien nos los ofrece y de las coberturas que nos proponen. Pero también hay otras variables a tener en cuenta.

Cuestiones como la edad de la mujer, e incluso la ubicación geográfica de la residencia pueden variar de manera muy sustancial los precios. En este sentido la edad es un factor muy importante y a tener en cuenta, a mayor edad la póliza comienza a dispararse.

Existen muchos tipos de seguros y muchas coberturas como para trazar un precio medio realista, pero, por situarnos, podemos encontrar seguros para embarazo desde poco más de 55 € mensuales con coberturas básicas, en torno a 75 € mensuales con coberturas ampliadas y a partir de aquí el aumento de las coberturas obviamente puede aumentar la póliza por encima de los 100 € mensuales.

Qué tipo se seguro de embarazo quieres elegir

Obviamente los seguros de embarazo más completos son también los más caros, y no son los más contratados. Generalmente los más contratados son los seguros denominados de 4, del mismo modo que ocurre en un seguro de salud genérico.

En este modelo de seguro vamos a poder recibir la asistencia correspondiente en aquellos centros médicos concertados que la aseguradora nos indique y, no va a suponer un gasto adicional en ningún caso esta atención.

También vamos a encontrar, del mismo modo que ocurre con los seguros de salud genéricos, la opción de los seguros de reembolso de gasto. Esta modalidad va a permitir que puedas acudir al especialista o al centro que tú elijas y, la compañía aseguradora, reembolsará parte (o el total) de la factura.

Como ya indicamos la gran mayoría de personas optan por la primera opción, sin embargo, el reembolso puede ser interesante sobre todo cuando la opción del cuadro médico aumenta el precio de la póliza por ubicación geográfica, algo que obviamente hay que contrastar.

En este artículo te mostramos diferentes ideas para mejorar tu capacidad de ahorro

SEGUROS PARTO

Coberturas habituales en el seguro de embarazo

Vaya por delante que cada compañía realmente complementar este tipo de seguros con sus propias particularidades, por lo cual, no todas van a ofrecer las coberturas de la misma manera aunque la finalidad sea la misma.

Sin embargo, vamos a tratar de establecer una serie de coberturas básicas que siempre debería estar presentes en este tipo de protección:

  • Seguimiento del proceso de embarazo y consultas con el especialista
  • Pruebas diagnósticas necesarias, ecografía, analíticas, prueba de azúcar, triple cribado…
  • Amniocentesis y pruebas de diagnóstico necesarias solicitadas por el especialista. Este tipo de pruebas pueden llegar a tener algún coste adicional según el seguro contratado.
  • Asistencia al parto incluyendo anestesia si fuera necesaria en los centros u hospitales concertados.
  • Habitación con baño individual y cama para acompañante en los periodos de hospitalización tras el parto, asimismo, atención al recién nacido desde el nacimiento y durante el periodo de permanencia en el hospital.

Otras prestaciones en los seguros de embarazo

Dentro de las pólizas de seguros de embarazo algunas compañías ofrecen prestaciones añadidas que pueden ser gratuitas o que pueden presentar costes reducidos respecto a su valor real.

Obviamente es importante distinguir desde el principio que se trata de valores añadidos y que no forman parte del cuerpo del seguro, por lo que salvo en el caso de las coberturas gratuitas, no tenemos porque suscribieron más o beneficiarnos de ellas si no deseamos asumir más gastos. Algunas de estas atenciones especiales más habituales son las siguientes

  • Clases prenatales con preparación al parto que puede incluir trabajo en grupo y gimnasia prenatal
  • Programas de salud materno infantil orientados al primer año de vida del bebé en formato escuela de padres, muy interesantes sobre todo para padres y madres primerizos.
  • Prestación de cuidados tras el parto, que ofrecen atención durante las semanas posteriores al nacimiento del bebé. En algunos casos se pueden llegar a encontrar ofertas de hasta 30 días después de la salida del hospital sin coste adicional, aunque lo más usual es que se presente como un valor añadido con un coste reducido.
  • Conservación de células madre. Estación cada vez está más presente en las aseguradoras permitiendo la conservación de células madre del cordón umbilical del bebé, esto supone elaborar una cantidad adicional a cambio de dicho servicio.

¿Se puede contratar la póliza si ya se está embarazada?

Sí, es posible contratar estos seguros si no se cumplen los requisitos ya que estos requisitos se orientan al parto. Es decir, se tendrá derecho a la gran mayoría de pruebas así como seguimiento del periodo de gestación, aunque, como siempre, conviene consultar estos extremos antes de contratar el seguro ya que en algunos casos incluso estos servicios se dificultan. La amniocentesis, la preparación al parto y algunas otras pruebas diagnósticas.

Como ya indicábamos anteriormente es posible incluso acceder a los servicios de atención al parto pero, generalmente con un desembolso económico previo, que será menor del precio de mercado pero que aun así supone un desembolso importante.

Desde luego, si estás embarazada antes de contratar el seguro debes repasar a fondo las condiciones particulares, las restricciones y la oferta que se realiza para no llevarte sorpresas desagradables posteriormente.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *