Publicidad

Cosas que no siempre te explican de los seguros de viaje

Los seguros de viaje son una herramienta interesante que además tienen múltiples funciones más allá de las obvias en épocas como las vacaciones. Sin embargo, no siempre sabemos todas las cosas relevantes que hay que saber sobre los seguros de viajes.

SEGUROS DE VIAJE

Este tipo de seguros, que han ido ganando fuerza en un mundo cada vez más globalizado donde las distancias se acortan a través de los transportes, los vamos a encontrar en diferentes formatos y opciones, en ocasiones con propuestas muy completas y en otras ocasiones con algunas particularidades relevantes que no siempre tenemos en cuenta.

Y es que, del mismo modo que ocurre cuando contratamos seguros de vida, a la hora de contratar un seguro de viaje hay que tener muy claro cuestiones como los posibles seguros que ya tenemos, las necesidades reales de aseguramiento, y la respuesta que la póliza puede ofrecer a dichas necesidades… Además por supuesto el precio de la póliza es un factor clave.

Seguros de viaje

En esencia un seguro de viaje es aquel que viene a proteger a una persona que se encuentra viajando ante diferentes contingencias. En un escenario perfecto el seguro de viaje ideal vendría acompañado de un seguro de vida, y además ofrecería coberturas ante contingencias como problemas médicos, cancelaciones, pérdidas de equipaje, robos, y por supuesto contingencias más graves como repatriación médica, gastos hospitalarios, traslados  medicalizados o repatriación de cadáveres…

Sin embargo, como ya indicamos, va a ser complejo encontrar a primera búsqueda pólizas que alcancen a cubrir todos estos elementos y que además resulten asequibles a un bolsillo medio. De hecho, resulta mucho más fácil encontrar seguros parciales que cubren parte de dichas coberturas o seguros asociados a otros productos, por ejemplo a las tarjetas de crédito.

Los seguros de viaje asociados a las tarjetas de crédito suelen relacionar sus coberturas con aquellos viajes que han sido abonados a través de la propia tarjeta, aunque existen excepciones en las que estos seguros de viaje son más amplios. Generalmente se trata de seguros con coberturas muy limitadas que hacen referencia a cuestiones como pérdida de equipaje o cancelación, y raramente a cuestiones relacionadas con la salud.

También es relativamente frecuente encontrarnos dentro de los seguros de salud opciones adicionales que pueden cubrir los viajes del asegurado. Sin embargo, también en estos casos las limitaciones son importantes y deben ser tenidas en cuenta.

Como tal un seguro de viaje puede ser contratado de manera específica y ofrecer todas las coberturas a las que nos hemos referido e incluso más. Hay que tener claro que en cualquier caso existen límites y restricciones que vamos a ver a continuación y a las cuales hay que prestar mucha atención ya que puede marcar la diferencia entre un seguro útil y otro que no lo sea tanto.

Por si no los conocías todos aquí te mostramos los diferentes tipos de seguros de vida que existen

CONTRATAR SEGUROS DE VIAJE

Claves que debes tener en cuenta sobre tu seguro de viaje

Vamos a repasar una serie de restricciones y de límites que no siempre se tienen en cuenta ni resultan claros antes de contratar un seguro de viaje. Como se podrá comprobar se tratara de cuestiones relevantes ya que incluso en algunos casos podemos no estar dentro de los rangos de cobertura que el seguro propone y no saberlo.

Límites a la cancelación

Cuando contratamos un seguro de viaje completo es muy probable que nos interese una cobertura de cancelación. Los gastos que puede suponer cancelar un viaje por motivos justificados son importantes y pueden movernos a ampliar la póliza con esta cobertura. Curiosamente, no siempre vamos a obtener con esta cobertura el dinero desembolsado.

Los motivos pueden ser varios, desde la causalidad de la cancelación, que puede ser entendida por la aseguradora como no reconocible, hasta períodos ventana de comunicación de la cancelación transcurridos los cuales está ya no será reclamable.

El primero de los casos hay aseguradoras que considera que determinadas enfermedades no son obstáculo para el viaje y por tanto no reconocer a la cancelación incluso con parte médico, el segundo de los casos encontramos que los plazos de cancelación se acuerdan respecto al día de la fecha de viaje con lo cual comunicar dicha cancelación el día antes o dos días antes puede no ser reconocido por la aseguradora y sí lo puede ser con anterioridad.

Del mismo modo la circunstancia familiar grave puede ser rechazada como causa de cancelación si ésta venía precedida de una situación ya conocida, por ejemplo enfermedad de un familiar.

Los costes de hospitalización

En los seguros de viaje se concede especial importancia a los costes sanitarios que pueden devenir de caer enfermo en un país extranjero mientras nos encontramos de viaje. Esto resulta aún más importante cuando se trata de hospitalizaciones donde los gastos se disparan.

A la hora de contratar un seguro de viajes es fundamental revisar a fondo la letra pequeña de los gastos médicos y los costes de hospitalización que serán asumidos por el seguro.

Hay que tener en cuenta que se ofrecen seguros en los que sólo se cubre la hospitalización de urgencia, otros en los que se excluyen determinadas pruebas médicas o incluso centros médicos, y más allá, incluso determinados medicamentos.

Por otro lado, como ocurre realmente con todos los seguros médicos, la preexistencia es motivo de no reconocimiento de determinadas coberturas. Es decir, si padecemos previamente una dolencia que se agrava o se manifiesta durante el viaje puede ser considerada una enfermedad preexistente y no quedar englobada dentro de la cobertura del seguro. Este es un caso particular que obviamente debe ser consultado con cada compañía y con sus condiciones particulares de seguro de viaje.

¿Tienes curiosidad por conocer los seguros más raros del mundo?  entra aquí y te los mostramos.

SEGUROS PARA VIAJES

Las coberturas sobre los equipajes y sus límites

Uno de los miedos presentes en cualquier viaje es la posibilidad de robos. Cuando leemos las condiciones particulares del seguro de viaje es bastante probable que encontremos la cobertura sobre robos con ciertos límites a los objetos sustraídos. Sin embargo, aquí hay que tener cuidado con una cuestión semántica ya que el robo está cubierto casi siempre en mayor o menor medida pero sin embargo el hurto no se encuentra reflejado en muchos seguros de viaje.

La diferencia es realmente simple, un robo viene a considerarse cuando nos han sustraído los objetos utilizando la intimidación o la violencia, si el robo ha sido al descuido, es decir, si nos quitan la cartera del bolso, se considera un hurto y en muchos casos como ya decíamos no estará cubierto.

De todos los modos a la hora de reclamar la cobertura es imprescindible presentar la denuncia del robo y dependiendo de lo robado es posible que también la demostración de ser propietario de los objetos sustraídos.

Los límites en las coberturas de equipajes

Los equipajes perdidos en los viajes son sin duda un gran problema, que además no sólo no disminuye sino que parece que aumenta en los últimos años. Sobre el papel existe la cobertura para este tipo de contingencia, pero también aquí encontramos restricciones.

La primera es que una parte de los seguros de viaje no va a reconocer su responsabilidad sobre el equipaje cuando este figura como responsabilidad de un tercero, por ejemplo de la compañía aérea o de transporte que ha extraviado el equipaje. En este caso es la compañía de transportes la que debe cubrir dicha contingencia.

Esto es especialmente importante cuando en lugar de extravío lo que ocurre es retraso ya que es probable que nadie cubra de manera inmediata las necesidades derivadas del retraso: por ejemplo tener que adquirir ropa hasta que lleguen las maletas, o medicamentos o cualquier objeto importante.

Revisar a fondo las posibles duplicidades de coberturas

Las duplicidades en los seguros son mucho más frecuentes de lo que pensamos. Esto se da no sólo por una situación en la que hay muchos productos financieros que llevan seguros asociados como las tarjetas de crédito, sino porque también en determinados seguros más o menos comunes podemos encontrar coberturas ampliadas.

Es relativamente frecuente que encontramos coberturas ampliadas en los seguros de hogar, en los seguros de salud y en los seguros de automóvil, por ello, antes de contratar un seguro de viaje debemos repasar a fondo las coberturas que estas posibles ampliaciones de seguro pueden tener ya que, duplicar el seguro no sólo no es útil sino que además es caro.

Por último es importante tener en cuenta que cuando vamos a contratar uno de estos seguros la exigencia de documentación y justificaciones es elevada, es decir, propiedad de los objetos, destinos, justificaciones de pago, billetes, son elementos que van a resultar determinantes a la hora de poder solicitar una indemnización por alguna de las contingencias contempladas en la póliza.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *