Publicidad

Seguros para bodas

Dentro de la enorme variedad de seguros que podemos encontrar en el mercado asegurador, hay algunos poco conocidos y que sin embargo, pueden resultar muy útiles. Los seguros para bodas son una buena muestra de ello.

SEGUROS PARA BODAS

Ya no nos resulta sorprendente casi nada dentro del mercado de los seguros. Sobre todo en las últimas décadas hemos descubierto como además de los tradicionales seguros de vida, el aseguramiento puede llegar a prácticamente cualquier cosa que se desee proteger, se trata simplemente de ajustar las coberturas y los precios de las pólizas.

En el caso de los seguros para bodas, que a primera vista pueden chocar por no muy conocidos, realmente estamos ante un tipo de seguro especializado que parte de otro muy común, el seguro de cancelación de eventos.

Qué es el seguro de cancelación de eventos

Realmente es un concepto muy amplio el que puede abarcarse dentro de la definición de seguro de cancelación de eventos. En una explicación básica inicial podríamos decir que se trata de un seguro que viene a ofrecer coberturas para los  perjuicios económicos que puedan derivarse de la cancelación de un evento.

Muy asociados en inicio a la celebración de espectáculos o grandes eventos deportivos, en la actualidad este tipo de seguros han ido evolucionando y especializándose de manera que encontramos ramas muy diversas que van desde los seguros para eventos empresariales hasta los propios seguros bodas.

En el caso de los seguros de cancelación del evento generales, el asegurado lo que busca es cubrir los gastos o parte de los gastos que ocasione en la organización del evento. Por ejemplo, en el caso de un seguro de cancelación sobre un concierto de música pueden buscarse indemnizaciones para el pago del caché del artista más los gastos derivados de instalaciones, contratación de personal, etcétera.

En este tipo de seguros los detalles sobre la realización del evento son fundamentales. Se trata de pólizas en las que la climatología influye de manera muy importante generalmente, por lo que el tipo de evento, donde se realiza, son elementos muy a tener en cuenta. En el caso de los seguros de cancelación de eventos más relevantes los cálculos de riesgo utilizan todo tipo de variables, incluyendo el modelo de evento, el tipo de público, las previsiones climatológicas incluso etcétera.

En este post te mostramos cómo saber si un familiar fallecido tenía seguro de vida

ASEGURAR LA BODA

Aunque existen algunos seguros de eventos estándar, generalmente vamos a tener que negociar las pólizas de manera individual en atención al tipo de evento. Es cierto que ante los mismos modelos de acción los seguros pueden ser muy similares y aplicarse escalados en función de los importes de las indemnizaciones.

Por otro lado hay que tener en cuenta que las condiciones de estos seguros suelen ser muy rígidas tanto desde el punto de vista de la seguridad y la prevención como sobre las cláusulas de la propia póliza. De este modo habitualmente cuando un evento se ha desarrollado al menos en su 50% (o incluso menos dependiendo de las pólizas) no se entenderá como cancelación en caso de suspensión. Por otro lado es importante revisar a fondo las circunstancias de cancelación no incluidas dentro del aseguramiento ya que las hay. También es importante señalar que en la mayoría de ocasiones vamos a encontrar una diferencia en el tratamiento del seguro por los costes de producción o por los costes de contratación, esto sobre todo en el caso de eventos artísticos.

Realmente, como ocurre con cualquier seguro, es el asegurado el que debe demostrar que se dan las condiciones para activar las coberturas de la póliza suscrita. Dependiendo del tipo de seguro estas condiciones van a ser unas u otras, en el caso de suspensión de un evento artístico por ejemplo puede considerarse como punto de partida la incomparecencia del artista por accidente o enfermedad, debiendo demostrar dicho hecho. La suspensión por climatología adversa también suele estar contemplada aunque en muchos casos se presentará como una franquicia añadida al seguro o incluso una cobertura a sumar a la póliza con un precio propio.

Aquí descubrirás qué tener en cuenta antes de contratar un seguro de vida

COMO SE ASEGURA UNA BODA

El seguro para bodas

Como ya hemos indicado se trata de un seguro que se basa en los de cancelación de eventos. Obviamente no es un seguro obligatorio, es decir, sólo accederemos a su contratación en caso de determinar que deseamos proteger los gastos de celebración del evento matrimonial.

Hay que tener en cuenta que la celebración de una boda supone asumir un buen número de gastos que van desde la propia ceremonia hasta los banquetes de celebración, la ropa, los reportajes gráficos, los regalos, etc.

Lo que propone el seguro para bodas es que en caso de que infortunadamente alguna de estas cuestiones o todas deban ser suspendidas o sufran determinadas incidencias se pueda acceder a una indemnización compensatoria.

Vamos a encontrar diferentes propuestas para este tipo de seguros, de hecho en los últimos años han proliferado a través de Internet y no es en absoluto complejo encontrar estas propuestas. También dentro de algunas de las compañías aseguradoras tradicionales podemos encontrar propuestas en este sentido.

En general estas propuestas de seguros para bodas nos van a ofrecer una indemnización pactada de los gastos no reembolsables que puedan surgir a partir de la cancelación de la boda. Hay que tener en cuenta que cada seguro asume de manera particular una serie de causas descritas en las condiciones generales del contrato y que no necesariamente dos seguros para bodas van a admitir las mismas situaciones, por lo que es básico comparar a fondo la propuesta antes de su contratación.

Dentro de lo que cubren estos seguros vamos a poder tener coberturas sobre la cancelación a título general, pero también sobre gastos de reorganización de la boda, quiebra de proveedores, ropa ceremonial, regalos, transporte, flores, fotografía y vídeo

Es general también que estos seguros en algunos casos pidan franquicias aunque no resultan elevadas, podemos estar hablando de franquicias entre 30 € y 50 €.

Como resulta fácil de comprender el coste de los seguros para bodas tiene que ver con los límites de las indemnizaciones que se pactan. En general para límites que no superen los 25.000 € podemos encontrar, dependiendo del importe, pólizas desde apenas 70 € hasta cerca de los 200 € para las cantidades más cercanas a los 25.000 €. También hay que recordar que estos precios en algunos casos pueden verse incrementados si las circunstancias del lugar de celebración así lo aconsejan a la aseguradora, por ejemplo eventos en exteriores o con alta probabilidad de cancelación por climatología.

En definitiva no es un seguro muy conocido aún ni en el que pensemos con la misma intensidad que ante otro tipo de eventos como por ejemplo viajes, pero, si puede ser un seguro muy eficaz si tenemos en cuenta lo que es capaz de asumir y proteger.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *