Publicidad

Cómo son y qué cubren los seguros de protección de pagos

Las consecuencias de los impagos son una prolongación de los problemas que los han generado y habitualmente se convierten en una espiral difícil de abandonar en la que, por si fuera poco, la ausencia de crédito no ayuda desde luego a la refinanciación. En este contexto es donde se entiende la aparición de muchos seguros orientados en esta dirección.

Y dentro de esos seguros o coberturas de seguros citados en el párrafo anterior sin duda se lleva la palma como producto que mayor crecimiento ha tenido en los últimos años el seguro de protección de pagos.

La cobertura de los seguros de protección de pago

En esencia un seguro de protección de pagos, directamente relacionado con productos de financiación en la gran mayoría de ocasiones, se convierte en una herramienta que vendrá a cubrir nuestra obligación de abonar determinadas cuotas o pagos pactados en un producto de financiación como puede ser un préstamo no devuelto en el caso de que pasemos a situación de desempleo y no podamos asumir dichos pagos, aunque como veremos a continuación este producto posee unas características concretas que no lo hacen asequible a todos.

En primer lugar y antes de entrar en dichas características debemos tener en cuenta que vamos a encontrar la obligatoriedad de contratación de este tipo de seguros asociada directamente a la concesión de muchos créditos y préstamos, con lo cual realmente vemos el carácter importante que este producto ha tomado.

En principio este tipo de productos se destina a los trabajadores por cuenta ajena y además deberán acreditar por regla general no sólo un contrato indefinido sino también una antigüedad determinada en la empresa (habitualmente a partir de seis meses).

comoahorrar-300x225

Por tanto ya de entrada, y aunque existen algunas excepciones es cierto, ya vemos que se trata de un producto restrictivo en cuanto al usuario que puede acceder al mismo, que realmente será en definitiva el mismo perfil de usuario al que le será aprobado un préstamo o crédito.

El producto viene a funcionar a partir de un pago único, al que muchos casos las propias entidades financieras animan a financiar a partir del aumento de la intención de solicitud dentro del préstamo que cubrirá.

Se trata de un producto que habitualmente realiza el cálculo de su prima a partir del importe solicitado en el producto asociado, algo sin duda inmune a tener en cuenta porque puede alcanzar una prima única realmente elevada, para una cobertura que puede oscilar dependiendo de las propuestas entre los 6 y 24 meses en los que el producto se hará cargo de nuestras obligaciones en lo que a devolución del préstamo se refiere.

También te puede interesar

¿Qué aseguradora paga la factura de un accidente?

La necesidad de aseguramiento para los autónomos

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *